6/15/2010

EL Médico de Jackson mantiene su licencia

El doctor acusado de la muerte de Michael Jackson podrá seguir ejerciendo la medicina en California luego que un juez dictaminó el lunes que no tenía la autoridad para revocarle la licencia.

El juez del Tribunal Superior Michael Pastor rechazó una solicitud de las autoridades de California para suspender al doctor Conrad Murray de sus oficios en el estado. Pastor dijo que no había circunstancias que justificaran revisar las condiciones de la libertad condicional de Murray.
"Deseo dar prioridad a este caso", dijo Pastor. "Es un asunto muy delicado para el doctor Murray, para la familia Jackson y para la comunidad en general".
Las autoridades californianas han buscado la suspensión de la licencia médica de Murray desde que éste fue acusado de homicidio no premeditado en febrero por haberle administrado al astro del pop una dosis fatal del anestésico propofol el pasado junio.
Murray se ha declarado inocente.
Pastor dijo que reconsideraría el asunto de la licencia médica sólo si tenía nueva información o posiblemente luego de una audiencia preliminar.
Murray, sin expresión alguna en su cara, estuvo sentado al lado de sus abogados. Cuando se le preguntó si renunciaba a su derecho a una audiencia preliminar rápida, respondió con calma: "Sí, señor".
Asistieron a la audiencia del lunes varios miembros de la familia del extinto cantante, como su padre Joe, su madre Katherine, su hermana LaToya y sus hermanos Jermaine y Randy.
Afuera de la corte, seguidores de Michael Jackson portaban letreros y gritaban a coro "¡Justicia para Michael!". Dentro de la sala, un grupo de admiradores llevaba camisetas con la imagen del músico y el mensaje: "Somos su voz (del cantante) ahora".
Los abogados de Murray lucharon contra la restricción a su licencia, argumentando que eso llevaría a las autoridades de Texas y Nevada a tomar medidas similares. Murray ejerce en ambos estados.
Ed Chernoff, abogado del doctor, dijo en documentos presentados el viernes que Nevada y Texas han llegado a un acuerdo que le permite a su cliente ejercer siempre y cuando acate la orden de un juez de no administrar anestésicos como propofol.
Jackson murió el 25 de junio luego que Murray, quien trabajó como su médico personal, le dio propofol y otros barbitúricos para ayudarlo a dormir. Murray sostiene que nada de lo que hizo habría matado al legendario cantante.
El fiscal general del estado le pidió a Pastor que anule la decisión de otro juez que le permitió a Murray seguir ejerciendo la medicina.
El cardiólogo se mantiene en libertad tras pagar una fianza de 75.000 dólares.
El mes pasado Murray hizo noticia cuando estabilizó a una mujer que cayó inconsciente, con el pulso débil, en un vuelo procedente de Houston.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada