Lindsay Lohan es una mujer libre - más o menos...

La actriz fue liberada de la cárcel tras servir solamente 13 días enteros de su sentencia de 90 días, por violar términos de su libertad condicional tras un incidente de manejar borracha en 2007. Lohan salió antes debido a la sobrepoblación de la prisión y por buena conducta. ¿Crees justo que haya estado tan pocos días?

Tras abandonar el Century Regional Detention Facility en Lynwood, California, la estrella de 'Mean Girls' entró a rehabilitación para cumplir el segundo requisito de su sentencia - que esté 90 días recluida en un centro.