9/08/2010

El escándalo salpica a un consejero de Cameron


El responsable de relaciones públicas del ‘premier’ podría ser responsable de escuchas a famosos

La policía británica planea interrogar a Andy Coulson, el asesor de medios del premier David Cameron, por el escándalo de escuchas ilegales realizadas por News of the World, que dirigía Coulson. Aunque el caso fue destapado hace tres años, ahora ha golpeado de lleno al consejero gubernamental después de que un periodista del tabloide declarase que el propio Coulson instaba a sus redactores a robar mensajes de voz de celebridades y políticos.
Las presiones se han multiplicado en los últimos días sobre Andy Coulson, responsable de relaciones públicas de Cameron. “Imagino que de una manera u otra estaremos avocados a ver a Coulson”, declaró ayer John Yates, un alto responsable de Scotland Yard, ante una comisión parlamentaria.
El lunes, los diputados de la oposición laborista reclamaron durante una sesión especial parlamentaria que se aclarase el escándalo. Los críticos con el premier están usando el caso para poner en duda el buen juicio de Cameron al contratar a su asesor de medios.
Coulson dejó su cargo como director de News of the World, perteneciente al emporio de Rupert Murdoch, en 2007 tras el escándalo de las escuchas. Ese mismo año, Cameron le fichó. El asesor fue el encargado de trabajar en la imagen que llevó a los tories de nuevo al poder tras 13 años en la oposición.

LA POLÉMICA
La investigación de Scotland Yard llevada a cabo hace cuatro años solo apuntó a un culpable: el periodista Clive Goodman, que cubría la información de la familia real para News of the World. Fue condenado a cuatro meses de prisión. El periodista escribió noticias basándose en la información facilitada por un detective privado, que había accedido ilegalmente a los mensajes del buzón de voz de asesores de palacio... y del mismísimo príncipe Enrique, de quien el tabloide destapó una visita a un club de striptease.
La investigación policial desveló que los periodistas del diario sensacionalista podrían haber intervenido los mensajes de móvil de centenares de famosos, políticos y deportistas. El diario siempre mantuvo que Goodman actuó sin conocimiento de sus superiores, incluido Coulson. Sin embargo, el escándalo resurgió después de que The New York Times publicase un artículo sobre las escuchas.
Según el artículo, las entrevistas con más de una docena de antiguos periodistas y editores del tabloide presentan un panorama diferente. “Dos personas dijeron que Coulson estaba presente durante conversaciones sobre el ‘pirateo’ telefónico”, indica el diario neoyorquino.
Tras el caso destapado por The Times, Sean Hoare, antiguo periodista del News of the World, también declaró a la BBC que Coulson le había pedido que interceptase teléfonos cuando era su superior. Coulson niega categóricamente estas acusaciones.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada