10/13/2010

El boliviano Carlos Mamani, el cuarto minero rescatado

Se obró el milagro en la mina de San José. El boliviano Carlos Mamani, de 23 año, ha sido el cuarto rescatado del grupo de 33 mineros atrapados desde el pasado 5 de agosto a 700 metros de profundidad en la norteña región chilena de Atacama. Los otros tres que ya han salido son Florencio Ávalos, Juan Illanes y Mario Sepúlveda.


Rescate mineros chilenos en San Jose



El milagro en forma de cápsula se ha obrado. Ya son cuatro los mineros chilenos de San José que han sido restacados. El último, elboliviano Carlos Mamani, de 23 años.
Mamani, único extranjero en el grupo de atrapados, salió de la cápsula "Fénix 2", que lo devolvió a la superficie después de 70 días en el fondo de la mina San José, a las 03:08 horas locales (06:08 GMT).
Casado con Verónica Quispe y padre de una bebé de un año y cuatro meses, Mamani llevaba sólo cinco días trabajando en la mina San José cuando el derrumbe del 5 de agosto lo convirtió en uno de los protagonistas de esta inédita historia de resistencia humana en las más adversas condiciones imaginables.
Previamente, había visto la luz Juan Illanes, de 52 años, que abrazaba a su esposa nada más salir. A lo largo de esta madrugada, Florencio Ávalos y Mario Sepúlveda también han visto la luz.
La cápsula 'Fénix 2', con Illanes en su interior, emergió a la superficie a las 02:07 horas (05:07 GMT), 58 minutos después del final del segundo viaje, en el que transportó a Mario Sepúlveda, de 39 años.
El primer rescatado, a las 00:10 horas de este miércoles (03:10 GMT), fue el capataz Florencio Avalos, de 31 años.
Juan Illanes, un ex militar, casado y con dotes de liderazgo, cumplió 52 años durante su encierro, el pasado 19 de septiembre y ha sido recibido a la salida de la mina por su esposa, Carmen Baeza, quien nerviosa, se abrazaba al presidente chileno, Sebastián Piñera, en los minutos previos.
"¡Vamos Illanes!, ¡Grande Illanes!", animaban los miembros del grupo de rescate al minero en los últimos metros del ascenso. Cuando abandonó la cápsula, se escucharon los acostumbrados gritos de '¡Cheacheí, Chi, Eleé, Lé, Viva Chile!.
Como sucedió con los dos mineros que fueron rescatados anteriormente, Florencio Ávalos y Mario Sepúlveda, Illanes también fue recibido en la superficie por el presidente del país, Sebastián Piñera, el ministro de Minería, Laurence Golborne, y otras autoridades chilenas.
A diferencia de Ávalos y Sepúlveda, quienes mostraron un buen estado de salud y mucha energía al llegar a la superficie, Illanes fue trasladado en camilla hasta el hospital de campaña instalado en el Campamento Esperanza para ser examinado por los médicos.
Sepúlveda alcanzó la superficie a las 01.12 hora local (6.12 en la España peninsular), una hora después que Ávalos. En una rueda de prensa ofrecida tras la liberación de este último, Piñera recordó que la operación se prolongaría durante toda la jornada del miércoles y parte del jueves.
Al igual que los anteriores rescatados, Illanes fue sometido a un chequeo médico preliminar en la propia mina.Después de pasar los controles médicos pertinentes, está previsto que los mineros sean trasladados enhelicóptero al Hospital Regional de Copiapó, donde un equipo médico de 16 personas está ya completamente preparado para darles el tratamiento que sea necesario.
En el interior de la mina esperan a ser rescatados los otros 30 mineros, que llevan atrapados a unos 700 metros de altura desde el 5 de agosto, y tres trabajadores de los equipos de rescate, que han ido descendiendo de uno en uno en cada uno de los descensos que ha realizado la cápsula 'Fénix II' hasta el refugio minero.
Un momento "histórico"
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha asegurado que "el mundo entero" recordará siempre el "histórico" rescate de Florencio Ávalos, el primer rescatado de los 33 mineros que permanecían atrapados desde hace más de dos meses en la mina San José.
Piñera ha recordado que los trabajos para evacuar a todos los mineros se prolongorán durante toda la jornada del miércoles y probablemente durante el propio jueves, pero mostró su orgullo por una operación que calificó de "maravillosa, limpia y emotiva".
"Todavía nos queda una larga jornada", señaló el mandatario minutos después del rescate de Ávalos, quien fue recibido en la superficie por su mujer, Mónica, y su hijo Byron.
"El abrazo entre Florencio, su mujer y su hijo Byron, va a quedar registrado en el corazón de los chilenos para siempre", afirmó el presidente chileno. Ese abrazo, agregó, "reflejó mejor que un millón de palabras la emoción, la gratitud y el amor que hoy en día embaraga a todos los chilenos".

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada