11/01/2010

Carmen Cervera

Tita Cerbera biografia carmen cerbera



Carmen Cervera




María del Carmen Rosario Soledad Cervera y Fernández de la Guerra, baronesa viuda Thyssen-Bornemisza (de casada, María del Carmen Rosario Soledad Freifrau von Thyssen-Bornemisza de Kászon et Impérfalva, conocida popularmente como Tita Cervera o Tita Thyssen), (Sitges, Barcelona, 23 de abril de 1943), es una filántropa muy popular en España y Alemania por su actividad en el coleccionismo de arte.

Biografía

Infancia y primeros años de juventud
Su padre, empresario e ingeniero industrial, era catalán y su madre nació en Madrid, de una familia procedente de Los Arcos (Navarra), pueblo donde Carmen pasaría algunos veranos siendo niña. Allí existe actualmente una Casa de Cultura con su nombre, a cuya inauguración acudió en 2000.


Iglesia de Los Arcos, localidad natal de la madre de Carmen.
Sus padres se separaron cuando ella tenía cinco años, aunque según alguna biografía, este dato se encubrió durante años por los prejuicios morales de la época. Tuvo dos hermanos, Gloria y Guillermo, fallecidos ya, al igual que sus progenitores, Enrique y María del Carmen. De orígenes acomodados, su madre se esforzó en darle una buena educación y en encaminarla hacia un éxito profesional y económico al que ella, muy bella y con dotes para cantar, no había podido aspirar por sus obligaciones familiares. Carmen estudió en varios colegios privados de Barcelona y de El Escorial, y posteriormente en Londres. Se cuenta que durante su etapa en el Reino Unido, participó en una actuación de flamenco ante Isabel II de Inglaterra. Algunas biografías añaden que también estudió en Suiza. Durante esta época veraneaba en Sitges. Siendo aún muy joven tuvo un romance con el rockero francés Johnny Hallyday, antes de que éste se casara con Sylvie Vartan.
Miss España
En 1961 ganó el certamen de Miss España, al que había concurrido como Miss Cataluña, y quedó tercera en el certamen de Miss Internacional. Su madre fue determinante en su despegue como rostro popular. Así, pidió ayuda al periódico La Vanguardia para promocionar a su hija. Dicho diario publicó la primera entrevista de la joven Carmen Cervera. Trabajó como modelo fotográfica y como tal posó para un anuncio de relojes de pulsera. La participación en Miss Universo permitió a Carmen viajar a Hollywood. Junto con otras participantes, acudió a una fiesta promocional donde conoció a Dean Martin y Frank Sinatra; este último le contaba chistes verdes que ella no entendía, y según relató, fue Marilyn Monroe quien salió en su ayuda: «Frank, no digas esas cosas a la chica, que es muy ingenua». Según Carmen, «Marilyn era muy chiquita, como una sirena; llevaba un vestido con piedrecitas brillantes».
Matrimonio con Barker y Santoni
En 1965 se casó con el actor Lex Barker, famoso por sus películas de Tarzán, a quien había conocido en un vuelo a Zúrich al pedirle un autógrafo. Durante este matrimonio, conoció a más figuras del cine; Sinatra les regaló un perro pastor alemán. Enviudó en 1972 cuando Lex Barker murió de manera imprevista, de un infarto en Nueva York. Algunas fuentes afirman que la pareja vivía una crisis y que el fallecimiento se produjo en pleno proceso de divorcio. Carmen heredó la mayor parte de sus bienes, entre ellos un chalé en San Felíu de Guixols que él había levantado (tenía estudios de Arquitectura) en un terreno aportado por el padre de ella.
En 1975 Carmen comenzó una relación con el conocido productor de cine y playboy venezolano Espartaco Santoni. Se casó con él, un matrimonio que finalmente se descubrió no válido por bigamia de él. Santoni se vio implicado en litigios financieros y terminaría en prisión, perjudicando económicamente a Carmen. En esos años, ella participó en películas españolas de humor y destape así como en alguna co-producción de género thriller. Se le han atribuido por error algunas películas con Paco Martínez Soria, pues se la confunde con la actriz Carmen García Cervera.
En su breve etapa en el cine, destaca una co-producción rodada en México con Robert Wagner. En esas fechas, ella misma relató que mantuvo un breve romance con Al Pacino, entonces en auge por su papel en El padrino.
Maternidad y matrimonio con el II barón Thyssen-Bornemisza
En 1980 dio a luz su único hijo biológico:
Borja Alejandro Thyssen-Bornemisza (24 de julio de 1980), casado en 2007 con María Blanca Cuesta Unkhoff.
La paternidad de su hijo fue encubierta durante años, reconociendo la propia Carmen en 2009 que fue fruto de su relación con el publicista Manuel Segura. En 1981 conoce a su tercer marido, Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, II barón Thyssen-Bornemisza, aunque no se convierte en su quinta esposa hasta 1985, ya que él aún litigaba con su anterior esposa, Denise Shorto. Tras la boda, celebrada en un juzgado de Inglaterra, el barón da su apellido a Borja y le reconoce como hijo propio. En 2007, ya viuda del barón, Carmen adopta dos niñas mellizas nacidas en Estados Unidos:
María del Carmen Thyssen-Bornemisza (n. 2007)
Guadalupe Sabina Thyssen-Bornemisza (n. 2007)
Las niñas fueron presentadas a la prensa por medio de un reportaje de la revista ¡Hola! en mayo de 2008. El 31 de enero de 2008 su hijo Borja y su esposa, Blanca Cuesta, le dan su primer nieto al que llaman Sacha en honor a su padre, ya que el primer nombre de Borja es Alejandro. Sacha es el diminutivo ruso de Alejandro (Александр). El 5 de agosto de 2010 nace el segundo hijo de la pareja, un niño llamado Eric. El 1 de octubre de 2008 la baronesa inauguró su estrella en el Paseo de la Fama de Puerto Banús.1
[editar]Museo Thyssen-Bornemisza y viudez
El barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza introdujo a Carmen en el mundo del coleccionismo de arte, y a través de la influencia de Carmen, la familia Thyssen estrechó lazos con España, país que hasta entonces apenas conocían. En 1986, una selección de sus cuadros modernos se expuso en la Biblioteca Nacional, y al año siguiente otra selección de maestros antiguos se expuso en la Academia de San Fernando. Estas exposiciones sirvieron de antesala para las posteriores negociaciones. Ya en aquellos años, el esposo de Carmen Cervera se planteaba qué futuro dar a su colección para garantizar su integridad y correcta exhibición. Tras descartarse una ampliación de la mansión familiar de Lugano, Villa Favorita, el barón prestó atención a la sugerencia de Carmen, quien propuso que España albergase sus tesoros. Se especula que, de no haber sido por la influencia de Carmen Cervera, el barón habría optado por otro país como destino final de la colección.


Estuario fluvial con barcas y pescadores, cuadro de Jan van Goyen propiedad de Carmen Thyssen.
El proceso de negociación entre los Thyssen y el gobierno español arrancó formalmente en 1988, con la firma de un protocolo que estipulaba el préstamo temporal de la colección (o una selección de ésta, más bien) en régimen de alquiler. Ese mismo año, Carmen Cervera recibiría de manos de Juan Carlos I de España la Banda de Dama de la Orden de Isabel la Católica.2 La finalidad de la cesión temporal de la colección era poner a prueba la gestión del nuevo museo, demostrar su idoneidad y vencer las posibles reticencias ante una cesión definitiva. En tales condiciones se abrió en 1992 el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, con algunas sugerencias decorativas de Carmen. La solución jurídica del alquiler tuvo éxito: tras unos meses de rodaje del museo, el barón quedó satisfecho y llegó a un acuerdo de venta con España, lo cual garantizaba la supervivencia de la colección unida, a salvo de vaivenes hereditarios. Poco después, Carmen Cervera, inició personalmente otra etapa coleccionista, tomando como base ciertas obras de arte excluidas del acuerdo con España. En 2002 muere el barón Thyssen, dejando a Carmen como «la viuda más rica de Europa». Previamente, ella había vivido una lucha con el resto de los hijos del barón por la multimillonaria herencia. Antes de fallecer, el barón llegó a suscribir un acuerdo (El pacto de Basilea) que puso fin a un carísimo e interminable pleito en las Islas Bermudas.

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza
En 2006, Carmen rechaza públicamente los planes de reforma que el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, formula para la reorganización del Paseo del Prado según diseños del arquitecto portugués Álvaro Siza Vieira. El aumento del tráfico, así como la tala de árboles del Paseo son las objeciones principales de Carmen a estas reformas, aunque, desde el punto de vista del Ayuntamiento, las dos opciones presentadas suponían una mejora de las condiciones del Museo Thyssen-Bornemisza: se aumentaría la amplitud de la acera del museo y los carriles de circulación rodada se reducirían. Tras una polémica muy aireada por la prensa, la baronesa viuda y las autoridades locales parecen haber llegado a un acuerdo.
Paralelamente, la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza prosigue su imparable desarrollo, prolongando en cierta manera los afanes coleccionistas de la saga Thyssen, aunque con registros bien diferentes de los que caracterizaron las anteriores colecciones, pues la baronesa ha preferido el arte español del siglo XIX, especialmente los géneros costumbristas. Los nuevos espacios del Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid exponen una selección internacional bajo préstamo, aunque se negocia ya una cesión definitiva. Mientras, se preparan nuevas sedes para otros conjuntos de cuadros en Málaga (Palacio de Villalón) y San Felíu de Guixols.
La vida privada de Carmen Cervera ha estado expuesta a un continuo debate en la prensa rosa. Sin embargo, dejando esto de lado, el mérito más sobresaliente que se le atribuye es el haber tenido un papel fundamental en la adquisición por parte de España de una de las colecciones de arte más importantes del mundo, permitiendo así el acceso público a este impresionante patrimonio artístico.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Soy de Tarija Bolivia, admiro mucho a la señora Carmen. Hoy 27 de mayo "día de la madre en Bolivia" pense mucho en el dolor de ella, porque Blancas y Cuestas hay en todas partes.

Publicar un comentario en la entrada