12/31/2010

Isabelle Caro: anorexia hasta morir

Isabelle Caro anorexia hasta morir


Madrid.- Ha muerto Isabelle Caro, la modelo francesa de 28 años que saltó a la fama en 2008 al protagonizar una campaña de Benetton en contra de la anorexia, enfermedad que la joven sufría y que la llevó a la tumba.
Aunque, Isabelle Caro murió en 17 de noviembre, víctima de una afección pulmonar, la noticia no saltó a los medios hasta el 29 de diciembre,envuelta en un halo de misterios y secretos.
Enferma de anorexia desde los 13 años, Isabelle Caro, se dio a conocer con las instantáneas que el siempre polémico fotógrafo italiano, Oliviero Toscani (también se le conoce por fotografiar a un enfermo de sida agonizando o a un condenado a pena de muerte) hizo para la firma Benetton con las que pretendía concienciar sobre el horror de la enfermedad.
Aunque las instantáneas de la esquelética modelo fueron censuradas en países como Italia por “violar los artículos del código de la lealtad publicitaria y las convicciones morales, civiles, religiosas y de dignidad de las personas”, Isabelle Caro no ha parado de denunciar durante los más de 15 años que ha durado su enfermedad, los horrores de la misma a través de su 'blog'.
“Esperaba con impaciencia a que llegaran las cinco de la madrugada, hora a la que me concedía el derecho de beber por fin unos tragos de Coca-Cola Light y mis dos tacitas de té, que degustaba en una suerte de ritual eufórico, con la ayuda de la cucharilla más pequeña que pude encontrar en el mercado”, relata Isabelle Caro en uno de los pasajes de su 'blog'.
Para ella, la campaña publicitaria de Benetton había supuesto una liberación y en su bitácora en la red aseguraba que se sentía capaz de luchar contra la enfermedad. A través de Internet, Isabelle Caro criticaba sobre todo a los hospitales. De su paso por una clínica de Hauts-de-Seine dice: “Querían aislarme del mundo exterior, era el tratamiento de las anoréxicas. No se daban cuenta de que cada caso es diferente”.
La joven, que culpa de su enfermedad a una madre posesiva que la recluyó de los 4 a los 11 años en un chalé a las afueras de París, se describía a sí misma como “una artista, una actriz, una apasionada del teatro y, sobre todo y ante todo, una enamorada de la vida, de su belleza y de la riqueza del universo terrestre que nos ofrece la naturaleza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada