12/14/2010

Muere el CANTAOR Enrique Morente


Enrique Morente muere víctima de un cáncer de esófago



Muere el CANTAOR  Enrique Morente


Madrid.- Enrique Morente, el cantaor granadino, ha fallecido a los 68 años en la clínica La Luz de Madridtras permanecer varios días en coma. El artista, que desde hace unos días se encontraba en estado de muerte cerebral, no ha podido superar las últimas dificultades generadas por la operación de urgencia a la que fue sometido en la madrugada del día 6 a causa del cáncer de esófago que padecía.
Morente, reconocido como el gran renovador del flamenco, nació en el barrio granadino del Albaicín en 1942. Con el arte recorriendo sus venas, el pequeño Enrique aprendió pronto las bases de este arte, que fue toda su vida.
Morente se hizo grande desde la cuna bebiendo del arte de su madre y de los artistas locales de la talla de Ruanillo el Gitano, Cobitos y la familia Habichuela y partir de la adolescencia buscó su propia voz desde el flamenco más tradicional.
Con apenas 14 años, el afán de aprendizaje llevó a Enrique Morente a trasladarse a Madrid, donde se impregnó de todo el arte del cantaor octogenario Pepe el de la Matrona y el maestro Antonio Chacón. Allí nació la leyenda de Morente a quien se le debe la idea de meter en estilos jondos las letras de grandes poetas. El primero fueMiguel Hernández, después le siguieron escritores tan diferentes como Cervantesy Fray Luis de León, sin olvidar, por supuesto al poeta de los gitanos, su paisanoFederico García Lorca.
El debut del ‘Granaíno’, como se le conoció en los círculos flamencos, fue en la peña flamenca Charlot. A esta actuación siguieron otras, como la que protagonizó en laCasa de Málaga en 1964. Sin embargo, se considera que su saltó a la profesionalidad tuvo lugar ese mismo año, cuando fue contratado por el Ballet de Marienma, con el que actuó en el Pabellón español de la Feria Mundial de Nueva York y en embajada española en Washington.
Su primer disco, que data de 1967, titulado ‘Cante flamenco’ denota el gran conocimiento de Enrique, fruto de su concienzuda instrucción durante años además de incluir una amplísima selección de cantes, nada habitual para un joven de apenas 25 años. El reconocimiento a este primer trabajo no se hizo esperar y Enrique consiguió la Mención Especial en la Cátedra de Flamencología en 1968.
A partir de ahí, Morente ha sido uno de los maestros revolucionarios del flamenco. En sus discos más importantes, ‘Se hace camino al andar’(1975), ‘Sacromonte’(1986), ‘Esencias flamencas’ (1995), ‘Pablo de Málaga' (2008) y el reciente ‘El barbero de Picasso’ (2010), en duende del Albaicín ha seguido mezclando la innovación con el flamenco más tradicional surgido de su desgarradora garganta.
El cantaor, Premio Nacional de Música (1994) ha perpetuado su arte a través de sus canciones y de estirpe, encarnada en su hija Estrella Morente, fruto de su matrimonio con Aurora Carbonell, gitana de raza con quien tiene otras dos hijas. Enrique Morente ha muerto pero seguirá siendo eterno en los círculos flamencos del siglo XXI, que tanto tienen que agradecer al auténtico revolucionario del arte del quejío, que salió de las entrañas de las cuevas del Sacromonte granadino para mostrar al mundo su arte innovador y tradicional al mismo tiempo.
Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada