12/15/2010

Zapatero, pero que bien nos duerme

Bueno aquí os dejo un post de una biografía del supuesto  Presidente de España y digo supuesto por.... sería muy largo de contar y penoso.


Zapatero, pero que bien nos duerme




José Luis Rodríguez Zapatero (Valladolid, España, 4 de agosto de 1960) es un político del Partido Socialista Obrero Español, y el quinto presidente del Gobierno de España desde la Transición, tras su victoria en las elecciones generales de 2004. Es el actual presidente del Gobierno de España (IX Legislatura), tras revalidar su cargo en las elecciones generales de 2008.

Algunas de las principales medidas de su gobierno han sido la retirada de las tropas españolas de Iraq, el envío de tropas a Afganistán, la promoción de la Alianza de Civilizaciones, la legalización del matrimonio homosexual, la Ley de la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, la Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la creación de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, una nueva regularización de inmigrantes, el intento de proceso de paz con ETA, la Ley antitabaco o la reforma de Estatutos de Autonomía, como el de Cataluña.

Está casado con Sonsoles Espinosa, con la que tiene dos hijas.

Rodríguez Zapatero es popularmente identificado por su segundo apellido y también por las siglas "ZP" (Zapatero Presidente, que correspondían al logotipo de la campaña electoral de las elecciones generales de 2004).[4] Debido a que su segundo apellido incluye estas dos letras, en la actualidad desde diversos ámbitos se utiliza el acrónimo "ZP" para hacer referencia a Rodríguez Zapatero.[5] [6] [7] Para las elecciones generales de 2008 su eslogan fue Con Z de Zapatero.


Infancia y juventud (1960–1986)

José Luis Rodríguez Zapatero nació en Valladolid, Castilla y León (España), el 4 de agosto de 1960, aunque su familia es natural de León. Fue el segundo hijo del matrimonio, después de un hermano cuatro años mayor, Juan. Su padre, Juan Rodríguez García-Lozano, es abogado. Su madre, Purificación Zapatero, murió en el mes de octubre del año 2000. Su abuelo paterno, Juan Rodríguez Lozano, capitán del ejército bajo el mando de la república, fue ejecutado por los nacionales el 18 de agosto de 1936 en el barrio de Puente Castro de León, durante la Guerra Civil Española, por negarse a participar en la sublevación en León.[9] Rodríguez Zapatero creció en León. Estudió Primaria en el Colegio Discípulas de Jesús, de León (1966–1970); Bachillerato y COU en el centro privado Colegio Leonés (1970–1977). De niño veraneaba en Luanco o en Gijón (Asturias).[10]

El 15 de agosto de 1976, cuando los partidos políticos aún no eran legales, asistió a un mitin de Felipe González en Gijón; allí nació su vocación política, su militancia socialista y su admiración perdurable por el líder sevillano. Se afilió a las Juventudes Socialistas en 1979, al poco de cumplir la mayoría de edad, y fue secretario de la organización en León.[11]

En el deporte, Zapatero es un gran aficionado del fútbol, aunque destacó más como jugador de baloncesto. Otra afición suya era pescar; frecuentaba los ríos Porma u Órbigo. Además es un gran lector de literatura hispanoamericana, en particular de Jorge Luis Borges.[10]

Estudió Derecho en la Universidad de León. En las aulas de la Facultad de Derecho conoció a Sonsoles Espinosa, con la que más tarde contraería matrimonio. Él estudiaba cuarto curso, y ella segundo. Zapatero obtuvo la licenciatura en 1982, con una tesina sobre el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Después de licenciarse, Zapatero fue contratado como ayudante de Derecho Constitucional en la misma Universidad (1983–1986).[10] En 2008, recibió el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Marcos de Lima (Perú).[12] [13]

Inicios de su carrera política (1986–2000)

En 1986 obtuvo un escaño en el Congreso (legislatura 1986–1989) por la provincia de León, convirtiéndose en el diputado más joven de la Cámara, permaneciendo hasta la actualidad como representante electo. Las sucesivas prórrogas del servicio militar obligatorio por razones de estudios terminaron por excusarle de éste al ser elegido. En el Congreso de los Diputados formó parte sucesivamente de las comisiones de Justicia e Interior, Constitucional, del Defensor del Pueblo y de Administraciones Públicas, en la que era portavoz de su grupo.

La sorpresiva elección de Zapatero para la Secretaría General de la Federación Socialista Leonesa (FSL) el 19 de junio de 1988, en el V Congreso del PSOE provincial celebrado en Astorga, fue ligada por los medios de comunicación a un pacto entre los hombres fuertes y facciones del socialismo leonés, caracterizado por los enfrentamientos internos, la tradición sindicalista y un fuerte apego al obrerismo minero. Su reconocida capacidad para limar las discrepancias ideológicas y personales entre sus compañeros y sosegar los ambientes crispados iba a ser el mejor instrumento en la promoción política de quien todavía era en Madrid un diputado absolutamente anónimo.

El 27 de enero de 1990, Zapatero se casó con Sonsoles Espinosa Díaz, hija del militar Rafael Espinosa Armendáriz. Se casaron en la ermita de Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila, y pasaron una corta luna de miel en Sevilla. El matrimonio ha tenido dos hijas, Laura, nacida en diciembre de 1993, y Alba, nacida en octubre de 1995. Sonsoles es cantante de música clásica y profesora de música. Su familia es muy celosa de su intimidad y evita aparecer en los medios de comunicación.[11]

José Luis Rodríguez Zapatero con su mujer, Sonsoles Espinosa Díaz.
Zapatero fue reelegido secretario general con el 68% de los votos en el VII Comité Regional leonés celebrado en julio de 1994. En las elecciones generales de 1996 Zapatero mantuvo su escaño en el Congreso de los Diputados siempre por la Provincia de León. Al año siguiente Zapatero fue nuevamente reelegido secretario general del PSOE de León, y entró también como vocal en la Ejecutiva Federal, máximo órgano del partido.[14]

Zapatero no se adscribía, al menos expresamente, a ninguna corriente interna, su aparente neutralidad continuó tras el XXXIV Congreso, del que salió convertido en uno de los 33 miembros de la nueva Comisión Ejecutiva Federal (CEF), como titular de una de las vocalías. El 16 de noviembre de 1997 el VIII Congreso del PSOE leonés le confirmó como secretario general regional.[14]

El 12 de marzo de 2000, el PSOE perdió sus segundas elecciones generales consecutivas contra el PP de José María Aznar. Zapatero mantuvo su acta de diputado, pero el Partido Socialista Obrero Español obtuvo solamente 125 escaños, 16 menos que en las elecciones generales de 1996.

La plataforma Nueva Vía

Rodríguez Zapatero decidió que optaría a dirigir el PSOE durante el XXXV Congreso Federal de junio de 2000, tras la dimisión de Joaquín Almunia. Impulsó una nueva corriente dentro del partido, más centrista y a la vez más liberal, llamada la Nueva Vía. El proyecto Nueva Vía, más perfilado en lo programático que en lo ideológico, evocaba la Tercera Vía (Third Way) del primer ministro laborista británico Tony Blair y también el Nuevo Centro (Neue Mitte) del canciller socialdemócrata alemán Gerhard Schröder, los cuales pivotaban en nociones tales como el pragmatismo y la eficiencia a la hora de revisar las relaciones entre Estado y ciudadanía y de asumir con naturalidad los imperativos de la economía del libre mercado en las sociedades contemporáneas. Por la misma razón, la propuesta de Zapatero parecía alejarse del socialismo más clásico que caracterizaba, por ejemplo, al primer ministro francés Lionel Jospin, quien educadamente se distanció de las tesis de sus colegas de Londres y Berlín.[14]

El 25 de junio de 2000, Zapatero anunció su intención de presentar su candidatura para la secretaría general en una reunión en León. En su discurso, hizo una declaración de principios:[14]

Construir una sociedad que acepte a todos los inmigrantes.
Dar prioridad a la educación y crear empleo estable.
Dar a los padres más tiempo para pasar con sus hijos y cuidar a los ancianos.
Promover la cultura.
Convertir a España en un país admirado por ayudar a los más necesitados.
Ayudar a éstos con iniciativas de calidad.
Fomentar la democracia, adecentar la política y promover los valores por encima de los intereses coyunturales.[9]
Compitió por la secretaría general con José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez. Zapatero era el "candidato sorpresa", y los críticos señalaban su inexperiencia mientras que los que le apoyaban indicaban que era la figura reformista que necesitaba el PSOE. El 22 de julio Zapatero ganó por un escaso margen (de 995 sufragios, obtuvo 414 apoyos; José Bono consiguió 405).[15] Esta inesperada victoria se produjo gracias al apoyo del PSC.

Líder de la oposición (2000–2004)

Zapatero dando un discurso.
Artículo principal: VII Legislatura de España
La elección de Zapatero supuso un verdadero relevo generacional en el PSOE. El dirigente leonés había conseguido unificar el partido, cerrar la grave crisis que arrastraba desde hacía cuatro años por las luchas de banderías y el vacío de liderazgo, y presentar a la militancia un proyecto esperanzador.

Como líder de la oposición, Rodríguez Zapatero declaró que sería constructivo y no intentaría dañar al gobierno, incluso acuñó la expresión «oposición tranquila». Su estrategia de oposición se basó en proponer varios pactos al partido en el gobierno en temas fundamentales de Estado, el terrorismo en particular. De esta forma el Pacto Antiterrorista fue una de esas propuestas formuladas por el PSOE bajo la dirección de Zapatero. Este perfil de opositor moderado no fue bien comprendido por algunos sectores del partido, empeñados en la confrontación. No obstante, los sondeos de opinión y las encuestas revelaron una recuperación progresiva de las expectativas del PSOE.

Confrontación con el Gobierno

Zapatero fue cambiando progresivamente su discurso a medida que avanzaba la legislatura. El Gobierno de José María Aznar contaba con mayoría absoluta en la VII Legislatura, y durante la misma, la adopción de normas polémicas en los terrenos social y laboral (reformas de la Ley de Extranjería y de la protección del desempleo, leyes orgánicas de Calidad de la Educación, LOCE, y de Universidades, LOU), conllevaron que el enfrentamiento entre oposición y gobierno se endureciera.[14]

El primer enfrentamiento político serio de Zapatero con el gobierno llegó a causa de la petición de una reducción de impuestos para compensar el aumento del precio del crudo. A finales del mismo año, la enfermedad de las vacas locas volvió a la actualidad después del brote de 1996. Zapatero criticó en varias ocasiones la política del gobierno respecto a la crisis, argumentando que estaba fuera de control. Zapatero pidió la creación de una comisión interministerial junto con otras 10 medidas para afrontar la crisis.[16]

En 2000 el submarino nuclear británico Tireless atracó en Gibraltar para reparar su reactor. Zapatero criticó que no se presionara al gobierno británico para que retirase el submarino, que abandonó el peñón un año después.[17]

El 19 de diciembre de 2001 viajó a Marruecos después de que el gobierno alauí expulsara al embajador español en Rabat, en un gesto criticado por el gobierno del Partido Popular. Zapatero argumentaría que el viaje tenía por objeto reducir la tensión entre ambos países.

Zapatero mostró su desacuerdo ante la posición de apoyo activo por parte del gobierno del PP a la invasión de Iraq, impulsada por EE. UU. y Gran Bretaña. En este asunto la oposición de Zapatero fue mucho más dura.[14]

Iraq y la política exterior

Los sondeos de opinión arrojaban en 2003 que una mayoría de los votantes españoles estaba en contra de la invasión. Como varios gobernantes europeos, Zapatero consideraba que un ataque armado no autorizado por las Naciones Unidas sería ilegal y se opuso al concepto de guerra preventiva.[18]

La primera fricción de Zapatero con Estados Unidos tuvo que ver también con su postura sobre la guerra. El 12 de octubre de 2003, durante el desfile del Día de la Hispanidad, Zapatero no se levantó al paso de la bandera estadounidense. Dijo que su acción fue una protesta contra la guerra de Iraq y no un insulto al pueblo americano. En su programa electoral aseguró que retiraría las tropas españolas desplazadas a Iraq si antes de junio de 2004 no se conseguía una resolución de la ONU que lo apoyara. Una vez en el gobierno, Zapatero retiró las tropas de Iraq en abril de 2004, algo que no fue bien recibido por el Presidente de los Estados Unidos.

Tras la reelección de George W. Bush, la llamada de felicitación de Zapatero no fue atendida por el presidente estadounidense. Finalmente fue el Rey de España, Juan Carlos I, quien trasmitió este hecho.

Terrorismo

En este período, el asunto más destacado fue la firma del "Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo", a propuesta de Rodríguez Zapatero. Conocido también como Pacto Antiterrorista, fue un acuerdo firmado por el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español el 8 de diciembre de 2000.

El objetivo principal del acuerdo era fomentar la unidad entre ambos partidos en la lucha contra el terrorismo. Se incluyeron algunas cláusulas para asegurar que las políticas contra el terrorismo no se utilizaran como arma arrojadiza electoral.

Elecciones generales de 2004

Artículo principal: Elecciones generales de España de 2004
En octubre de 2002, Rodríguez Zapatero fue designado candidato de su partido a la presidencia del gobierno en las elecciones generales del 14 de marzo de 2004. Durante la campaña electoral para las elecciones generales, las encuestas eran favorables al candidato popular Mariano Rajoy, aunque había serias dudas sobre si podría revalidar la mayoría absoluta conquistada en 2000. Tres días después de los atentados del 11 de marzo en Madrid el PSOE ganó las elecciones generales. Existe aún hoy desacuerdo sobre si fueron los atentados terroristas o los sucesos posteriores a los mismos los que provocaron el vuelco electoral, ya que el gobierno del PP en un principio atribuyó la autoría a ETA pese a las pruebas que apuntaban a terroristas islamistas. Los sucesos de aquellos días, fueron interpretados por gran parte de la opinión pública como una falta de transparencia, debido a ello cientos de ciudadanos se manifestaron en las principales ciudades españolas acusando al Gobierno de ocultar información.[19]

Campaña electoral

En la campaña electoral de 2004, Zapatero criticó la gestión del PP respecto al desastre del Prestige, el apoyo a la guerra de Iraq y el fuerte crecimiento del precio de la vivienda. Prometió construir 180.000 nuevas viviendas cada año y mantener el equilibrio presupuestario, aunque de forma más flexible. En los colegios prometió educación bilingüe y un ordenador para cada dos alumnos. Además, aseguró que incrementaría las partidas presupuestarias para I+D+I, concretamente un 25% anual hasta 2008, para equiparar la inversión tecnológica con la de la media comunitaria. Mariano Rajoy, el nuevo líder del PP tras la retirada de Aznar, partía con ventaja gracias a los buenos datos macroeconómicos que se venían registrando desde 1996. Rajoy advirtió de que si Zapatero llegaba a la Moncloa, probablemente tendría que gobernar con socios como IU o ERC, a los que definió como radicales e inestables.

La ausencia de debates entre ambos candidatos fue otro punto de enfrentamiento. Zapatero propuso debatir con Rajoy previo a las elecciones generales de 2004, pero éste se negó.[20]

Atentados del 11-M

Artículo principal: Atentados del 11 de marzo de 2004
El jueves 11 de marzo de 2004 se produjo el atentado terrorista más grave de la historia reciente de España. Las explosiones en varios trenes de cercanías en Madrid causaron 192 víctimas mortales y miles de heridos. La conmoción fue total en el mundo occidental. Los atentados tuvieron lugar tres días antes de las elecciones generales y todos los actos electorales se cancelaron. Sin embargo, en lugar de unir a todos los dirigentes políticos, los atentados provocaron amargas divisiones entre ellos.[21]

Resultados electorales

Los partidos mayoritarios en cada provincia en las elecciones generales de 2004.
Se celebraron las elecciones generales el día 14 de marzo de 2004 y el PSOE obtuvo la victoria, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. Esta situación le obligaba a buscar pactos con otras formaciones políticas minoritarias para, en un principio, conseguir que Zapatero llegase a presidente del gobierno y después mantener la gobernabilidad del país.

El PSOE obtuvo la victoria alcanzando 164 escaños y un 43,27% de los votos emitidos, frente a los 146 escaños y 37,81% de los votos obtenidos por el PP. En el senado, el PP perdió 25 senadores, consiguiendo una mayoría relativa pese al descenso. Por su parte, el PSOE aumentó su representación en 28 senadores.[22]

El 16 de abril en su investidura como Presidente del Gobierno obtuvo el voto favorable de Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya Verds, Chunta Aragonesista, Esquerra Republicana de Catalunya y Coalición Canaria, el Partido Popular votó en contra, y CiU, PNV, EA y Nafarroa Bai se abstuvieron.[23]

Presidente del Gobierno (desde 2004)

Artículo principal: Anexo:Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero
VIII Legislatura de España

Véase también: VIII Legislatura de España
Foto de familia del primer gobierno de Zapatero tomada el 20 de abril de 2004, tres días más tarde de que el presidente jurara su cargo ante el rey.
Durante la presidencia de Rodríguez Zapatero, se han abordado en especial las políticas sociales. Se ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en España,[24] la Ley contra la violencia de género,[25] la Ley de la Dependencia (ayudas para familias con personas dependientes a su cargo),[26] se ha modificado la Ley del Divorcio para eliminar trabas,[27] se han modificado diferentes estatutos de autonomía, entre ellos el andaluz y el catalán, siendo este último probablemente el que más polémica suscitó. También se ha realizado la regulación de los estudios universitarios para adecuarlos al Proceso de Bolonia. Cabe destacar que se ha incrementado el salario mínimo, se ha establecido la Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la Ley antitabaco, ha habido una gran regularización de los inmigrantes, y se ha pretendido la reforma de la Constitución en cuatro puntos.

2004

El 17 de abril de 2004 el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió su cargo ante S.M. el Rey. A finales del mismo mes Rodríguez Zapatero, compareció ante el Pleno del Congreso de los Diputados para informar de las razones y el alcance de su decisión de adopción de las medidas necesarias para el regreso a España de las tropas españolas destinadas en Iraq.

Además de la retirada de las tropas españolas de Iraq, otra de las promesas electorales del PSOE durante la campaña, y que más tarde llevó a cabo, fue la subida del salario mínimo interprofesional. En 2004 el salario mínimo en España era de 460,5 € por mes, siendo uno de los más bajos de toda la Unión Europea. Durante la VIII Legislatura pasó a ser de 600 € por mes. Pocos meses después de que se diera comienzo a la legislatura, el 4 de julio Rodríguez Zapatero es reelegido como Secretario general con el 95% de los votos en el XXXVI Congreso Federal del Partido Socialista Obrero Español.[28]

En los meses siguientes, el Consejo de Ministros decidió renovar y ampliar el contingente militar español en Afganistán y destacar una misión humanitaria en Haití. Destaca también la reunión en Moncloa el 26 de julio entre el Presidente del Gobierno y el Lehendakari vasco, Juan José Ibarretxe.

Zapatero en la Asamblea General de la ONU.
En septiembre de 2004 Rodríguez Zapatero comparece en la 59ª Asamblea General de Naciones Unidas en la que propone una alianza entre el mundo occidental y el mundo árabe. En el mismo mes el Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de Ley de Reforma del Divorcio, que suprime la separación como paso previo obligatorio y elimina la necesidad de alegar causas para obtener la disolución del matrimonio.[27]

En materia exterior, la Constitución Europea también tuvo un peso importante durante la VIII legislatura. El 29 de octubre, los 25 Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea firman en Roma el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. Para ello se convocarían más tarde diversos referendos por los países europeos.

Antes de finalizar el año 2004, durante el mes de diciembre se aprobaron las Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.[25] El día 31 del mismo mes concluyó el mandato de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

2005

Miembro que ha ratificado la Constitución. Miembro que votó "No" en referéndum. Miembro que no ha ratificado. Paises candidatos a la UE.
Durante el 2005, se procedió a los distintos referendos en Europa sobre la aceptación o no de la Constitución Europea. El 11 de enero, el Pleno del Congreso de los Diputados, por unanimidad, autoriza la celebración de un referéndum consultivo sobre la ratificación del Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. El 2 de febrero comienza la campaña del referéndum consultivo sobre la ratificación del Tratado, y el día 20 de febrero se celebra el referéndum. Con una participación del 41,77 por ciento del censo, los votos a favor suman el 76,30 % del total de votantes. Los votos en contra son el 16,92 % y los votos en blanco y nulos el 6,77. España dijo "sí" a la Constitución Europea, pero los sucesivos referendos en el resto de países europeos no gozaron de un amplio apoyo, y en varios el "no" resultó vencedor. El 29 de mayo, en Francia se celebra el referéndum sobre el tratado de la Constitución europea, y con una participación del 69,80, gana el "no" con el 55,2 % de los votos, el 1 de junio, en Holanda se celebra el referéndum y con una participación del 62,80 el "no" a la Constitución alcanza el 61,6 % de los votos. Además el Reino Unido deja en suspenso su anunciado referéndum.[28]

Entre otras cosas, en el mes de mayo, el Consejo de Ministros acordó remitir a las Cortes el proyecto de ley de reproducción asistida. El 5 de septiembre, Gas Natural lanzó una oferta pública de adquisición de acciones sobre Endesa que produjo fuerte impacto en el mundo político y empresarial. Endesa anunció su propósito de defensa para frenar la operación.

Igualmente durante la segunda mitad de 2005, se procedió a aprobar las propuestas de reforma del Estatuto de Autonomía, tanto de Cataluña, como el de la Comunidad Valenciana, siendo este último aprobado conjuntamente por el PSOE y el PP. Sin embargo, la reforma del estatuto de Cataluña generó más debate, y el Partido Popular presentó recursos de inconstitucionalidad durante la legislatura.

ETA estuvo presente durante toda la legislatura con diversos atentados por la geografía española, en Navarra, Zaragoza y en algunas playas de Asturias y Cantabria. La mayoría de los atentados se realizaron con artefactos explosivos, algunos de poca intensidad. En diciembre de 2005 ETA hizo explotar una furgoneta en Santesteban (Navarra) causando importantes daños materiales, pero ninguna víctima.[28]

En diciembre la Comisión Europea exigió a España la aplicación del IVA a la Iglesia Católica. No es esta la única vez que la religión, y más concretamente la Iglesia ha estado presente en el debate político durante la legislatura. Las desavenencias entre el Gobierno y la jerarquía eclesiástica surgieron por diferentes puntos, entre los que destaca la supresión de la asignatura de Religión católica o la equiparación de otras religiones en la educación pública. La Conferencia Episcopal Española mostró su oposición con el Gobierno en asuntos como los matrimonios entre personas del mismo sexo y la reforma educativa de la asignatura de religión. Igualmente lanzó una campaña, contra la eutanasia, y anunció que seguirán otras sobre otros asuntos que consideraba de "interés público".[29]

El debate se mantuvo en diversos frentes durante toda la legislatura, tanto en el terreno económico, en el que finalmente se llegó a un nuevo acuerdo de financiación con la Iglesia (se comenzó a aplicar a partir de 2007)[30] como en el educativo, especialmente en lo referente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, o en el de los derechos y libertades en lo referido al matrimonio entre personas del mismo sexo.

2006

Durante el año 2006 se aprueban los estatutos valenciano y catalán en el Pleno del Congreso de los Diputados.

Entre las leyes que han sido fuente de controversias durante la legislatura, destaca la Ley que regula el canon digital. Esta ley fue reformada el 22 de junio de 2006. El Congreso aprobó (con ningún voto en contra y la única abstención de ERC y PNV) la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que regula el canon digital, por la que los compradores finales tendrán que pagar un canon a las entidades de gestión de derechos de autor por los soportes digitales idóneos para grabar y reproducir archivos, esto es, CD y DVD, pero también reproductores MP3, tarjetas de memoria, móviles, impresoras y cámaras digitales. Los discos duros y las conexiones ADSL permanecen libres de pago.[31]

En marzo, el Consejo de Ministros aprueba la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley Orgánica de Igualdad. En el mismo mes, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero se reúne en la Moncloa con el Primer ministro francés, Dominique de Villepin, para, entre otros asuntos, hablar de la lucha contra ETA, del proceso de paz, de los blindajes contra OPAs de empresas extranjeras y del Estatuto catalán.[28]

En abril se aprobó la Ley Orgánica de Educación. En el mismo mes, el Presidente anunció la remodelación de su Gobierno. Los cambios afectaron a tres Ministerios: Defensa, Interior y Educación. El Ministro de Defensa, José Bono, fue sustituido por José Antonio Alonso, el que era titular de Interior. El puesto de Alonso fue ocupado por Alfredo Pérez Rubalcaba y Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo sucedió a la Ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo.[32] En este mes también se procede a la tramitación del proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Rodríguez Zapatero recibió en Moncloa a los distintos líderes de los partidos políticos, así como a los presidentes de las comunidades autónomas para hablar sobre la reforma de la Constitución. Igualmente Zapatero reunió en Moncloa a la patronal y a los sindicatos para establecer y alcanzar el consenso sobre la reforma laboral orientada a reducir la temporalidad en las contrataciones.
A lo largo del año Rodríguez Zapatero realizó una ronda de contactos con los partidos políticos para hablar sobre la reforma de la Constitución, así como con los distintos presidentes de las comunidades autónomas, a los que recibió en la Moncloa. El 9 de mayo el Presidente firmó en Moncloa con la patronal y los sindicatos CC.OO. y UGT una nueva reforma Laboral orientada a reducir la temporalidad en las contrataciones.[28]

Durante este año, José Luis Rodríguez Zapatero dio comienzo al proceso de paz con ETA, meses después del alto el fuego de ETA en el mes de marzo.[33] Zapatero anunció el 21 de mayo en Baracaldo durante un acto del Partido Socialista de Euskadi, que en junio comenzaría a comunicar a las fuerzas políticas "el inicio del proceso de diálogo con ETA para poner fin a la violencia".[34] El PP anunció que no se daban las condiciones mínimas necesarias para abrir una negociación. La Asociación de Víctimas del Terrorismo anunció la convocatoria de una manifestación contra esta negociación para el mes junio.[35] Las manifestaciones que se suceden durante esta legislatura están protagonizadas por el Foro Español de la Familia, en lo referente a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo en lo que respecta al proceso de paz con ETA, y la Confederación Estatal de Estudiantes para protestar por la Ley Orgánica de Educación. Sin embargo, la VIII legislatura ha sido la que menos huelgas ha padecido.[36]

El proceso de paz con ETA finalizó en el mes de diciembre, cuando ETA atentó en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. El fuerte estallido de una furgoneta bomba causó la muerte de dos personas, hirió a una veintena y provocó importantes destrozos en las infraestructuras del aeropuerto, así como suspensiones y retrasos en los vuelos.[37]

2007

El ejecutivo de Zapatero logró estar por delante en los sondeos de voto realizados por el CIS, y en las encuestas de opinión de los distintos medios de comunicación durante toda la legislatura. Sólo en algunos sondeos se llegaba al "empate técnico", no obstante a medida que se acercaban las elecciones generales de 2008 se estrechaba el margen entre PSOE y PP.

El 19 de enero de 2007, un sondeo para la cadena SER situó la ventaja del PSOE sobre el PP en seis puntos. Dos días después, un sondeo para el diario La Vanguardia amplió la ventaja socialista hasta 7,2 puntos. Ya en mayo de 2007 se publicó el barómetro del CIS correspondiente al mes de abril, según el cual el PSOE aumentó su ventaja sobre el PP desde 1,2 hasta 3 puntos.[38]

En las encuestas de valoración de políticos, Zapatero logró durante la legislatura el aprobado raspado, pasó del 6 al 5,2 en tres años, mientras que el resto de líderes políticos no alcanzaba el aprobado. En 2004 el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ocupaba el 5, y tras tres años en la oposición bajo al 4,1.[39]

El 18 de febrero de 2007 se realizó el referéndum para la reforma del estatuto andaluz, obteniendo un resultado favorable, pues el "sí" consiguió un respaldo mayoritario con el 87,45 % de los votantes, pero con una participación del 36,28 %.

Cabe destacar también la celebración el 27 de mayo de elecciones municipales y autonómicas. Los resultados otorgaban la victoria en voto popular por un estrecho margen al PP con 7.916.075 votos (36,02 %) frente a los 7.760.948 votos (35,32 %) del PSOE. Aunque el PSOE ganó en número de concejales con 24.029, frente a los 23.350 del PP.[40] Las elecciones autonómicas verificaron que el margen entre los dos partidos se estrechaba progresivamente a medida que se acercaban las elecciones generales de 2008.

Parte de los dirigentes que estuvieron en la XVII Cumbre Iberoamericana, entre los que aparecen el Rey de España y Rodríguez Zapatero.
Los días 9 y 10 del mes de noviembre, se celebró en Santiago de Chile la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Rodríguez Zapatero participó junto con los gobernantes de los diversos países de miembros en la cumbre, jugando un papel importante en los sucesos acontecidos en torno a la actuación del Presidente de Venezuela.

En la cumbre, Hugo Chávez denunció una supuesta participación en el golpe de Estado en Venezuela de 2002 del gobierno de España, presidido a la sazón por José María Aznar a quien calificó de fascista,[41] a lo que Zapatero contestó que "Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto". Ante las interrupciones del Presidente de Venezuela, el Rey Juan Carlos I le contestó "¿Por qué no te callas?", siendo este un suceso que trascendió en los medios de comunicación y provocó un importante fenómeno social, además de generar distintas opiniones.[42] El ex presidente José María Aznar agradeció por teléfono al Rey y a José Luis Rodríguez Zapatero su apoyo en la cumbre.[43]

Elecciones generales de 2008

Campaña electoral

Los sondeos de intención de voto del CIS, para el mes de enero otorgaban al PSOE una ventaja de 1,5 % sobre el Partido Popular.[44] Zapatero seguía siendo el político mejor valorado, seguido de Gaspar Llamazares y Mariano Rajoy.

El 21 de febrero dio comienzo la campaña electoral,[45] Zapatero comenzó la campaña celebrando diversos actos, siendo reseñable el mitin acontecido el 6 de marzo en el Palau Sant Jordi, llenando el aforo de 18.000 personas, con la presencia del ex presidente Felipe González.[46]

Debido al asesinato de Isaías Carrasco, ex concejal del PSE-EE en el Ayuntamiento de Mondragón desde junio de 2003 a mayo de 2007, por parte de ETA, todos los partidos políticos y coaliciones electorales decidieron suspender la campaña electoral, anulando los actos previstos para el cierre de campaña.[47] José Luis Rodríguez Zapatero lamentó que los terroristas hayan "querido interferir en la voluntad de los ciudadanos en las urnas". El jefe del Ejecutivo llamó a los partidos políticos, a las organizaciones y a la sociedad civil a acabar con "esta lacra que golpea la sociedad española" y aseguró que los autores del atentado serán detenidos y llevados ante la Justicia.[48]

Elecciones

Artículo principal: Elecciones generales de España de 2008
Los partidos mayoritarios en cada provincia en las elecciones generales de 2008.
La elecciones generales españolas de 2008 se celebraron el 9 de marzo. Destacó de la campaña electoral los dos debates televisados entre José Luis Rodríguez Zapatero, candidato a la presidencia por parte del PSOE, y Mariano Rajoy, candidato del PP, pues hacia 15 años que los dos principales candidatos no se medían ante las cámaras en un debate. Las audiencias televisivas fueron de cerca del 60% de cuota de pantalla, con más de 13 millones de espectadores el primer debate, y 11,9 millones de espectadores siguieron el segundo.[49] [50]

Cabe destacar de la campaña electoral la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ), que nació con el objetivo de apoyar directamente al candidato José Luis Rodríguez Zapatero. La plataforma arrancó con un manifiesto de más de 2.000 firmas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el 9 de febrero de 2008. Entre los artistas y personas del mundo de la cultura que participaron en dicha plataforma destacan, Miguel Bosé, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Soledad Giménez, Víctor Manuel, Ana Belén, los actores Fran Perea y María Barranco, el presentador de televisión Jesús Vázquez, Cristina del Valle, Núria Espert, Miguel Ríos, Concha Velasco y Álvaro de Luna, entre otros.[51]

El 5 de marzo de 2008 la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) lanzó un nuevo video, en el que destacados intelectuales del mundo de la cultura expresan su confianza hacia el candidato José Luis Rodríguez Zapatero. Entre estos, el director de orquesta Daniel Barenboim, los escritores Carlos Fuentes y José Saramago, o el medallista Gervasio Deferr.[52]

Finalmente el 9 de marzo, el Partido Socialista revalidó su victoria de 2004, ganando los comicios con 169 escaños (5 más que en las elecciones de 2004) frente a los 154 del Partido Popular (6 más que en las elecciones de 2004). Los partidos nacionalistas sufrieron un importante descenso, a excepción de CIU que mantuvo sus 10 diputados. Izquierda Unida perdió su grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, al obtener solamente 2 escaños. Las elecciones de 2008 consolidaron y reforzaron el bipartidismo.[53]

IX Legislatura

Véase también: IX Legislatura de España
José Luis Rodríguez Zapatero prometiendo su cargo por segunda vez en el 2008 ante SS.MM. los Reyes de España.
Miembros del gobierno de Zapatero para la IX Legislatura. Zapatero fue investido presidente en segunda votación, por mayoría simple.
Tras las elecciones de 2008, antes del inicio de la IX Legislatura, Zapatero afirmó que sus prioridades serán "la lucha contra la desaceleración económica" y "acordar con el PP y con los demás grupos la política antiterrorista, la reforma constitucional y la renovación de la justicia". De la misma forma tratará de consolidar la política social llevada a cabo en la anterior legislatura.[54]

Zapatero no logró la mayoría absoluta en la investidura por lo que se sometió a una nueva votación el día 11 de abril, en la que fue investido Presidente del Gobierno por mayoría simple. En esta segunda vuelta obtuvo 169 votos a favor (PSOE), 158 en contra (Partido Popular, Esquerra Republicana de Catalunya y UPyD) y 23 abstenciones (CiU, PNV, IU, ICV, BNG, CC, NaBai).[55]

Tras prometer su cargo ante el Rey Juan Carlos I, José Luis Rodríguez Zapatero anunció oficialmente las personas que se sentarán en el Consejo de Ministros. Es la primera vez en la historia de España que el Consejo de Ministros está formado por una mayoría de mujeres (9 Ministras frente a 8 Ministros).[56]

2008

El 28 de abril Rodríguez Zapatero compareció en el programa de televisión española 59 segundos, para contestar a las cuestiones de diversos periodistas. Durante el transcurso del programa, el presidente del Gobierno respondió a las preguntas sobre la desaceleración de la economía española, y sobre las medidas sociales que piensa sacar adelante en la legislatura. Zapatero afirmó que "El poder no me ha cambiado ni me va a cambiar... A pesar de obtener un mayor caudal de votos, quiero mantener el diálogo".[57] [58]

El 27 de mayo el presidente del Gobierno participó en un homenaje al actor Fernando Fernán Gómez, que falleció el 21 de noviembre de 2007, al que elogió como exponente de una generación de creadores siempre "a la vanguardia de la reivindicación democrática" que permitió a las posteriores conocer su pasado y superarlo sin olvidarlo. El Ministerio de Educación le concedió así al difunto actor y escritor, Fernando Fernán Gómez, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio a título póstumo.[59]

Bush recibe a Zapatero en la cumbre extraordinaria del G-20 en Washington.
El barómetro del CIS realizado a finales de abril, y publicado en el mes de mayo, indicó nuevamente que Rodríguez Zapatero seguía siendo el político mejor valorado por los encuestados. El líder del PP, Mariano Rajoy, mejoró su nota media, que pasó del 3,95 obtenido en vísperas de las elecciones a un 4,24, pero siguió distanciado del presidente del Gobierno, Zapatero, que logró una puntuación de 5,58, que sube en 22 centésimas la que tenía antes del 9 de marzo.[60]

En noviembre de 2008 acudió a la reunión del G-20 en Washington para tratar la crisis económica después de que la Unión Europea comunicara la asistencia de cinco países en su representación. Zapatero apoyó la aplicación de un plan de estímulos fiscales coordinado, una atención a la economía real y una mayor trasparencia de las operaciones financieras.[61] El resultado más tangible del encuentro probablemente será un aumento de las contribuciones al Fondo Monetario Internacional (FMI), para que actúe en consecuencia si las cuentas de un país lo necesitan.[62]

2009

El 7 de abril de 2009, Zapatero hacía pública en un rueda de prensa convocada para la ocasión una remodelación del Gobierno por la cual Pedro Solbes abandonaba la Vicepresidencia Segunda del Gobierno y el Ministerio de Economía y Hacienda de España siendo sustituido por Elena Salgado, que a su vez abandonaba el Ministerio de Administraciones Públicas. Asimismo Ángeles González Sinde sustituía a César Antonio Molina Sánchez al frente del Ministerio de Cultura, José Blanco López a Magdalena Álvarez Arza al frente del Ministerio de Fomento, Ángel Gabilondo Pujol a Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo al frente del Ministerio de Educación, Política Social y Deporte y Trinidad Jiménez a Bernat Soria Escoms al frente del Ministerio de Sanidad y Consumo. También se incorporaba al Gobierno el hasta ese momento Presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves como Vicepresidente Tercero y Ministerio de Política Territorial.[63]

Barack Obama y Zapatero en el Despacho Oval de la Casa Blanca durante la visita realizada por el presidente español el 13 de octubre de 2009.
El 7 de junio tuvieron lugar las elecciones al Parlamento Europeo, en las que el PP obtuvo victoria por casi cuatro puntos. En esos comicios tuvo lugar la primera derrota del Partido Socialista en unas elecciones a nivel nacional desde el año 2000, retrocediendo en un 5% respecto a las últimas elecciones a la Eurocámara. [64]

Reunión en noviembre de 2009 entre Zapatero y George Papandreou, Primer Ministro griego.
Una de las principales polémicas de ese año fue la huelga de hambre de la activista saharaui Aminetu Haidar que llegó a la isla de Lanzarote contra su voluntad tras no haber sido aceptada en Marruecos que le retiró el pasaporte. Pese a que el ministro Moratinos reconoció que había sido informado de la expulsión un día antes, no se pudo evitar su entrada en Canarias. El caso duró 32 días, hasta que finalmente la presión social y diplomática por parte de España, Francia y Estados Unidos consiguieron que Marruecos aceptase el retorno de la activista. Sin embargo, el Gobierno de Zapatero tuvo que emitir un comunicado constatando la soberanía de las leyes marroquíes en la RASD.[65]

También se produjo durante ese año el secuestro del atunero Alakrana en aguas de Somalia. Durante 47 días, el barco estuvo en manos de piratas, hasta que finalmente fueron liberados el día 17 de noviembre, tras pagarse un rescate de 2,3 millones de euros.[66] Otro secuestro se produjo en Mauritania, donde el 29 de noviembre, pocos días después de la liberación del atunero en África, tres cooperantes españoles cayeron en manos de la organización Al Qaeda. [67]

El año 2009 fue el peor para la economía española durante la crisis, ya que al finalizar España lideraba la destrucción de empleo en la Eurozona.[68] El número total de desempleados rozaba los 4,4 millones de euros, de los cuales 1,4 carecían de prestación por desempleo. En el último mes del año el paro aumento en 55.000 personas, situándose en el 18,8%, hasta llegar a los niveles en los que se encontraba al comienzo del mandato de José María Aznar. La subida del desempleo en 2009 fue la segunda mayor en un sólo año desde 1996, en el inicio de la serie histórica comparable.[69] La caída global del PIB fue de un 3,6%, la más alta en décadas, mientras se acumulaban seis trimestres consecutivos de caídas.[70] El mercado laboral, por su parte, retrocedió a niveles de 2004, perdiendo más de 700.000 afiliados.[71] El déficit alcanzó el 9,49% del PIB, más de 87.000 millones de euros.[72] Una de las medidas que tomó el Gobierno para aumentar sus ingresos fue la subida del IVA en dos puntos hasta el 18%. Esta medida causó una gran polémica, y sindicatos, empresarios y algunos partidos políticos se opusieron a la medida, argumentando que la carga caería sobre los trabajadores, que sectores como el turismo y el comercio se verían perjudicados y que reduciría el consumo aumentando el desempleo. [73] [74]

2010

Zapatero y Mariano Rajoy tras un encuentro entre ambos realizado el 5 de mayo de 2010 en el Palacio de La Moncloa.
Desde el 1 de enero de 2010, España gobernó durante 6 meses hasta el 30 de junio, la Presidencia de la Unión Europea de turno, cuyo presidente de turno será Rodríguez Zapatero junto con el Presidente permanente de la UE, Herman Van Rompuy.

El año 2010 se inicia con la crisis económica y la polémica sobre la subida del IVA. Asimismo, el Gobierno propuso el aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años. La medida trajo consigo un fuerte rechazo social, tanto por parte de la totalidad de los partidos de la oposición como por parte de los sindicatos, que convocaron movilizaciones para el día 23 de febrero, calificando la subida como "innecesaria", "injustificada" o incluso como "estafa a los ciudadanos". Incluso personas en el seno del PSOE la calificaron como "inasumible". [75] [76] Por otro lado, también se propuso por parte del Gobierno aumentar a 25 años el periodo para calcular las pensiones, aunque esta proposición fue retirada poco después. [77] Finalmente, decidió no continuar en su intento de aumentar la edad de jubilación, pese a no retirar oficialmente la propuesta, dejando el plan al próximo Gobierno debido a la fuerte presión social y al rechazo mayoritario por parte de la población.[78]

Ese año el paro continuó aumentando hasta rozar los 4,6 millones de personas en el mes de febrero. Ese mismo año el Congreso de los Diputados aprobó continuar con la subida del IVA a pesar de una moción del PP contra la medida que fue apoyada por la mayoría de los grupos. Sin embargo, finalmente el Gobierno consiguió salvar la propuesta gracias al apoyo del PNV y Coalición Canaria por un estrecho margen de 176 votos en contra de la supresión de la medida y 170 que apoyaban que no continuase adelante.[79] [80]

El 12 de mayo de 2010 anunció en sesión en el Congreso que reduciría el salario de los funcionarios en un 5% y los congelaría en 2011, junto a las pensiones. Asimismo, el Estado recortó un total de 6 000 millones de euros en inversiones, suprimió el cheque bebé y redujo el gasto en ayuda al desarrollo en 600 millones.[81] Estas medidas fueron fuertemente criticadas por la oposición, tanto desde el PP como desde grupos minoritarios como el PNV, IU, ERC o UPyD, que acusaron al Gobierno de hacer pagar la crisis a los más débiles y calificaron el recorte de "injusto", "insuficiente" e "improvisado". [82] Finalmente, el Congreso aprobó las medidas, aunque con el único apoyo de los diputados del PSOE (169) el voto en contra del PP, PNV, IU-ICV, ERC, BNG, UPyD y Nafarroa Bai (168) y gracias a la abstención de CIU, Coalición Canaria y UPN (13). Sin embargo, todos los grupos de la oposición, incluso los que no votaron en contra se mostraron muy críticos con la gestión económica del Ejecutivo. [83]

En junio de 2010 el gobierno debió afrontar una reforma del mercado laboral tras el fracaso del diálogo social durante dos años y ante la situación crítica del desempleo, la crisis agudizada del euro en el segundo trimestre del año y el descenso de los ingresos del Estado.[84] La reforma fue calificada de "lesiva para los trabajadores" por los sindicatos que amenazaron con una huelga general, que se llevará a cabo el 29 de septiembre. [85]

Ideología

José Luis Rodríguez Zapatero durante un mitin en Toulouse (Francia) en apoyo a Ségolène Royal en la campaña de las elecciones presidenciales francesas de 2007.
A la hora de situarse en el espectro político, Zapatero afirmó que "Más que un socialdemócrata soy un demócrata social". Para Zapatero, "El programa de una izquierda moderna pasa por una economía bien gobernada con superávit de las cuentas públicas, impuestos moderados y un sector público limitado. Todo ello, conjugado con la extensión de los derechos civiles y sociales".[86]

Zapatero afirmó que aunque "Hay mucha gente en este país que echa de menos un partido de centro", "Yo nunca seré de ese partido de centro". Respecto a sus rivales de derechas, matizaba su afirmación a la popular revista Marie Claire de que "nada me ha enseñado la derecha"[87] diciendo que "La derecha en este país me ha enseñado que la izquierda hace avanzar la democracia".[88] Igualmente resaltó que "Los grandes avances en el mundo se han hecho defendiendo la causa de los dominados".[87]

En este sentido, Zapatero ha hablado en numerosas ocasiones de cómo la memoria de su abuelo fusilado, Juan Rodríguez Lozano, motivó sus convicciones políticas. Zapatero se muestra también como un ferviente pacifista y partidario del diálogo para solucionar los conflictos, habiendo promovido la retirada de las tropas españolas de Iraq, la Alianza de Civilizaciones o el proceso de paz con ETA. En este sentido, el presidente de Gobierno, preocupado por una necesaria lucha contra el deterioro medioambiental a la que no se destinan los mismos recursos que a la guerra contra el terrorismo, ha afirmado que el cambio climático "ha provocado ya más víctimas que el terrorismo internacional y su potencial de destrucción es también muy superior".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada