1/17/2011

Carmen Lomana y Burger King whopper

Carmen Lomana y Burger King whopper

Pasó de ser una total desconocida para el gran público a ser la estrella mediática del glamour con declaraciones que a ciertos sectores les parecían incorrectas. En realidad lo que hacía y hace es dar su opinión sobre los temas que le preguntan, que abarcan un abanico amplio y heterogéneo.
Un día puede ser el paro y entonces explica la crisis a través de cómo la sufren sus amistades -“que tienen patrimonio, pero sufren al faltarles cash”-, a dar una clase magistral para reconocer los quilates de los diamantes a simple vista. Tampoco se corta a la hora de definir a los líderes políticos, ya sea Zapatero o Rajoy, o dar las pautas de por qué no estaba de acuerdo con la huelga general.
De existir solo para su familia y amigos, se convirtió en personaje aplaudido y denostado a la vez. Unacombinación perfecta para algunas firmas comerciales y agencias de publicidad, que lo que buscan es un reclamo que venda. El primer paso lo dio al aceptar ser la anunciadora de un ambientador para el hogar. Un producto que no chocaba demasiado con su imagen de pija.
En cambio su segunda incursión sí que dará que hablar, porque Lomana ha aceptado ser la reina delwhopper y el ketchup. Según contó Beatriz Cortazar en El programa de Ana Rosa de Telecinco, veremos a Carmen Lomana como consumidora del Burger King
La nueva musa de la comida prefabricada, explicó a Vanitatis que estaba encantada: “La campaña es magnífica y va a sorprender. El producto que anuncio es una hamburguesa light. Mientras los niños, jóvenes  y  padres varones se ponen ciegos de patatas fritas y whoppers yo ofreceré un alimento que no engorda. Ya veras, será un bombazo”. Este nuevo proyecto coincide con su ruptura sentimental. Ella y Eduardo no fueron una pareja al uso y quizá estaban más en la línea de amigos con derecho a roce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada