1/16/2011

Charlie Sheen: juerga fiesta y sexo sin fin

Charlie Sheen: juerga fiesta y sexo sin fin
"Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas", asegura la publicidad de la meca del vicio. Y aún más si te llamas Charlie Sheen. El multidivorciado, adicto, violento y siempre polémico protagonista de la serie Dos hombres y medio vuelve a dar la nota al protagonizar lo que suena a su propia convención porno en esta ciudad estadounidense. Mientras la atención internacional estaba puesta en el CES -la principal feria de la electrónica, donde se presentan los últimos avances tecnológicos-, Sheen prefirió dedicarse a la feria de la pornografía que se celebra durante las mismas fechas en Las Vegas y a organizar su propia edición. Una versión algo más íntima, con la presencia en su habitación de tres conocidas reinas del porno a su disposición. Según informa la web de cotilleos de famosos TMZ, la fiesta tuvo lugar en el hotel casino The Palms, de Hugh Heffner, dueño de Playboy, con la presencia de Bree Olson, conocida como la ganadora en 2008 del premio a la mejor secuencia de sexo anal; Michelle La bomba McGee, quien entre sus triunfos cuenta con haber puesto fin al matrimonio entre Jesse James y Sanda Bullock, y una tercera joven desconocida y cuyo cuerpo está enteramente cubierto por tatuajes.



Según esta web, el cuarteto se regaló una noche de juego, tragos de vodka y pasión. Algo que poco tiene que ver con los planes del actor mejor pagado de la televisión estadounidense de eliminar los vicios de su vida tras un 2010 más que movidito con denuncias por violencia de género y por destrozar una habitación de hotel, entre otras cosas. Escándalos que, por otro lado, han tenido una escasa repercusión en su carrera, a juzgar por el sueldo de 1,5 millones de euros que cobra por episodio de Dos hombres y medio. "¿Qué esperan?, ¿que vaya a misa?", espetó a la prensa en su defensa otra de las mujeres en la vida de Sheen, la también polémica Heidi Fleiss, conocida como la madame de Hollywood y que supuestamente contaba con el actor entre los clientes de su red de prostitución.
"Es el intérprete mejor pagado de la televisión, protagonista de la serie más popular y que siempre llega a tiempo y lo hace a la perfección. Al tipo le encanta ir de fiestas; así que ver a Charlie Sheen con una prostituta, ¿a quién le sorprende?", añadió Fleiss, recordando que entre las conquistas del actor estuvo la estrella del porno Ginger Lynn Allen.
Pero tanta fiesta está afectado a su carrera. Sheen se ausentó esta semana de los ensayos de su serie alegando un intenso dolor de oídos, dolencia que 24 horas más tarde había desaparecido cuando regresó al rodaje conduciendo su coche de lujo.
El final de esta serie de celebraciones va a ser el ingreso, de nuevo, del actor en una clínica de rehabilitación. Sheen ya ha pasado en distintas ocasiones por este tipo de centros y por la cárcel. Sin querer dar su nombre, una fuente cercana al intérprete declaró que pese a su vida loca "está como un mulo" y sin negar sus adicciones asegura que "es alguien capaz de funcionar sin necesidad de una cura de desintoxicación".
Su agente solo se refirió a este nuevo incidente en la vida del hijo de Martin Sheen para hablar de su profesionalidad, asegurando que, "como siempre, bordó las secuencias" al regresar al plató de televisión.
Quien le tiene en el punto de mira de sus ataques es el cómico británico Ricky Gervais, quien anunció públicamente que piensa hacer del hermano de Emilio Estevez el blanco de sus ironías durante la entrega hoy de los Globos de Oro, los premios que concede la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood. "Ha sacado los pies del plato", dijo a la también humorista Ellen DeGeneres en referencia a Sheen, candidato en tres ocasiones a este galardón, que obtuvo en 2002 a su paso por Spin City. Junto a él, Gervais también planea vilipendiar a Mel Gibson y a O. J. Simpson, otros de los chicos malos de Hollywood.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada