1/14/2011

¿En España se pasa hambre?

Al ver este tipo de noticias me da la risa, por no llorar.La situación que se vive en España es de verdadero drama para mucha familias, pasar hambre día a día en lo que se lleva de moda en casi todos los barrios de España empezando por Usera que es lo que más conozco y por desgracia veo lo mal que lo pasan la mayoría de las familias y de casi todos los negocios, que agonizan con un cierre inmediato.
La verdad que la situación es insostenible, pero nadie hace nada de nada sólo cuando la gente de verdad pase hambre y no tenga que llevarse nada a la boca es cuando España reaccionara y saldrá a la calle y entonces es cuando los Políticos tendrán que hacer algo aparte de cobrar estas millonarias cuantías: 


De profesión, ex político


Los líderes de alto nivel obtienen jugosos contratos tras retirarse | Algunos diputados reclaman que se endurezca la Ley de Incompatibilidades


El debate es antiguo, y surge cada cierto tiempo. Pero esta vez ha generado reacciones incluso entre la clase política, un hecho menos común. Seguramente, por el protagonista de la noticia. Ser ex político -de altura, al menos- es muy rentable.
Cuando se supo hace un mes que el presidente Felipe González asesoraría a Gas Natural por unos 120.000 euros al año nadie dijo nada. Sin embargo, la publicación esta semana de que el ex presidente José María Aznar cobrará 200.000 euros anuales por asesorar a Endesa sobre su estrategia en Iberoamérica (un eufemismo para referirse a su nutrida agenda en la región) puso el debate en primera plana y ha llevado a cuestionar los salarios a costa del erario público que perciben algunos ex políticos -sobre todo los antiguos presidentes-. Incluso en su propio partido.
El portavoz del PP Esteban González Pons, ha admitido que es necesario "abrir una reflexión" sobre las pensiones parlamentarias de los políticos españoles. ¿Por qué? Porque por ejemplo los tres ex presidentes del Gobierno (Aznar, González y Adolfo Suárez) cobran una pensión vitalicia de 80.000 euros al añopor su condición de ex jefe del Ejecutivo. Y González y Aznar cobran cantidades mayores que eso por sus actividades privadas.
La vida del socialista es más hermética, pero la del popular se conoce bien. Supera los 200.000 euros al año como asesor de News Corporation, el holding de medios de comunicación del magnate Rupert Murdoch, y cobra unos 30.000 euros por conferencia impartida. González tiene un caché algo menor.
Más que Zapatero
Los tres ex presidentes cobran en cualquier caso 2.000 euros al año más que el propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, tras la rebaja salarial del 15% que se aplicó en mayo en sintonía con la que aplicó a los funcionarios. En este caso se da la paradoja de que Zapatero cobrará más cuando se retire, si no cambia antes la asignación para ex presidentes.
En términos más duros que Pons se han manifestado los portavoces de otros partidos más pequeños. ERC, IU, BNG y UPyD cuestionan la "ética" de ambos ex presidentes por cobrar del Estado mientras firman jugosos contratos privados. Otros no tan pequeños, como el PNV, criticaron abiertamente el "vergonzoso fichaje" de los dos por cuadruplicar su sueldo respecto al que tenían al frente del Estado.
La ley actual no pone impedimentos a compatibilizar salarios públicos con privados para los jefes de Estado. Por eso estos partidos piden un endurecimiento de la norma. Debería ser "más estricta", afirmó el portavoz del BNG, Francisco Jorquera, o incluso suprimir las retribuciones públicas, como ha pedido Rosa Díez, líder de UPyD.
Sin embargo, los ex jefes del Ejecutivo no son los únicos políticos con ventajas.
Ministros y senadores
En general, diputados y senadores son los únicos españoles que tienen derecho a cobrar dos o incluso tres salarios del erario público. Los ex ministros tienen derecho al 80% de su salario durante un periodo máximo de dos años (unos 5.000 euros al mes), que pueden compatibilizar con su sueldo de diputado. El ex titular de Economía, Pedro Solbes, llegó a sumar 13.000 euros mensuales por sus salarios como ex ministro, ex comisario europeo y diputado (4.000 euros al mes).
Pensión máxima con siete años
Además, según el reglamento del Congreso, cualquier parlamentario con siete años ejercidos tiene derecho a la pensión máxima, que la Cámara cubre con sus propios fondos. Un trabajador cualquier necesita 35 años cotizados para optar a lo mismo. El Congreso justifica esta norma por la dificultad que puede suponer para un político retomar la actividad profesional una vez concluida su tarea -el mismo argumento que justifica pagar pensión a los ex ministros-, y porque los diputados no tienen derecho al desempleo
Pero sí pueden compatibilizar su trabajo como políticos con actividades privadas. El Congreso ha implantado cierta transparencia en las ocupaciones de sus diputados en los últimos dos años. Según un recuento reciente sólo 78 de los 350 miembros de la Cámara tienen dedicación exclusiva. El resto tiene otra ocupación paralela, que van desde ser farmaceútico hasta tertuliano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada