1/10/2011

Pegan a Raquel del Rosario

Pegan a Raquel del Rosario
Fernando Alonso y su esposa Raquel del Rosario mantienen desde hace tiempo unas tensas relaciones con los medios de comunicación. A la pareja no le gusta ser centro de atención de los fotógrafos. Pero la situación ha estallado estas vacaciones. El piloto de Ferrari y la cantante de El Sueño de Morfeo han tenido un enfrentamiento muy duro con los paparazzi que les perseguían durante su estancia en Port Santo, a 40 kilómetros de Madeira. Y, al final, Raquel del Rosario ha sido agredida.



Primero hubo una discusión en el hotel en el que se hospedaba la pareja y días después la cosa fue a más. Fernando Alonso y Raquel del Rosario daban un paseo en bicicleta por Porto Santo, cuando unpaparazzi trató de obtener imágenes de la pareja. Según el diario portugués Record, la cantante, muy enfadada, siguió al fotógrafo para identificarle.
Según esta misma versión, Raquel entró en una casa donde el paparazzi -algunos medios indican que fueron varios los fotógrafos- se refugió y tomó, supuestamente, varias imágenes del culpable, algo que irritó profundamente a la propietaria de la casa. En medio de una discusión entre la dueña y la cantante, la primera le propinó una bofetada.
Pero hay versiones contradictorias. Según los fotógrafos, la agresión se produjo al invadir una propiedad privada y.según la cantante tuvo lugar "en la vía pública sin causa justificada bajo la atenta mirada de un fotógrafo y no en una propiedad privada como se ha dicho".
En el comunicado que acaba de difundir, la esposa de Fernando Alonso asegura: "Como ya saben no me gusta entrar en conflicto con determinado tipo de prensa, siempre he intentado mantenerme al margen de especulaciones y mentiras. Pero os escribo para confirmarles que me encuentro bien, que la información difundida por los medios portugueses no es del todo cierta y que personalmente tomaré medidas legales ante el acoso y agresión a la que me he visto sometida durante los últimos días.
Visto de fuera todo parece distinto, desde nuestra llegada a Puerto Santo hemos sido acosados y provocados para obtener imágenes morbosas y que nos desfavorecieran y tristemente los medios españoles solo se han hecho eco de esto..." Y añade: "No intento justificar a nadie, pero quiero que entiendan que a veces es inevitable ponerse a la defensiva y reaccionar en caliente ante tal acoso. La agresión se produjo en la vía pública sin causa justificada bajo la atenta mirada de un fotógrafo y no en una propiedad privada como se ha dicho, la versión contada a los medios por parte de este chico es totalmente falsa, la mía como ya os he explicado la daré ante un juez..Del mismo modo he de decir que muchos de los habitantes de Puerto Santo nos han tratado genial desde nuestra llegada a la isla y les estoy muy agradecida".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada