2/15/2011

Buenafuente en la gala de los Goya

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
Buenafuente, bajando de los cielos
Andreu Buenafuente bajó del cielo como un ángel blanco que sin arco ni flechas lanzó sus dardos a diestro y siniestro, sobre todo a la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde. «Hola, cine español, buenas noches. Buenas noches, esto ha sido una descarga legal», comenzó su monólogo en la gala de los Goya, aludiendo a la anunciada dimisión del presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, por su desacuerdo con la ley Sinde. La ministra miraba al cielo, pensando quizá en lo que le iba a llover encima.
Porque Buenafuente continuó: «Álex de la Iglesia y la ministra Sinde , juntos. También hay otros ministros, pero entenderán que hoy me centre solo en una. Los dos juntos. Creo que han venido en el mismo taxi. Tengo mi teoría, creo que ya se gustan un poco. Tanto roce, tantas cosas...», provocando la risa de los asistentes, incluida la de De la Iglesia y Sinde. Aunque la carcajada de la ministra fue mayor con la siguiente alusión: «Ministra, espero que la gala le emule (por el programa de descargas eMule), le mole quiero decir».
Y a De la Iglesia: «Me encanta la broma que has hecho, previa, de que dimitías» porque «es la campaña de promoción de los Goya más grande que hay».
Aunque luego se mostró conciliador: «Me dicen: va a salir la polémica... Miren, yo soy un cómico, no puedo arreglar nada, como mucho puedo hacer más llevadero lo que haya... Tómenme como su masajista esta noche, para destensar un poquito porque no hay mal que dure cien años»
En presencia de la ministra de Economía Elena Salgado, tuvo palabras hasta para la reforma de las cajas cuando se dirigió a Rodrigo Cortés, el director de «Buried» («Enterrado»): «Una película que empieza y acaba en una caja. Ahora tendría que acabar y empezar en un banco», o para la eliminación del cheque bebé, al felicitar a Javier Bardem por su reciente paternidad: «Felicidades por el niño. Qué pena que lo hayas tenido el año en que quitan el cheque bebé»...
Incluso ante Leire Pajín, ministra de Sanidad, la ley antitabaco tuvo un hueco: «Como ven, estoy muerto. estoy fumando todo el rato aquí. Me dicen que no se puede fumar... ¡Pero si estoy muerto!».
Después de que Jimmy Jump se colara en el momento de que se conociera el ganador en la categoría de mejor actor, Buenafuente se refirió a él con duras palabras: «Como catalán me avergüenzo del imbécil que ha salido con la barretina».
Y cerró con un deseo: «Antes de morirme quiero presentar la gala de los Goya otra vez».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada