2/18/2011

La Campanario con Ana Rosa

La Campanario con Ana Rosa Jesulín
Una semana después de que Belén Esteban se sentara en el polígrafo para contar toda la verdad sobre su relación con Jesulín de Ubrique, María José Campanario ha respondido a la princesa del pueblo en 'El programa de Ana Rosa', después de que Alessandro Lecquio contara en exclusiva una conversación que mantuvo con ella. Sometida a una gran presión y cansada de los ataques de Belén Esteban, María José se ha derrumbado y ha pedido entre lágrimas que dejen en paz a su familia.



La guerra ha estallado y no hay vuelta atrás. Cinco días después de que Belén Esteban saliera triunfadora de su intervención en el polígrafo, María José Campario ha contestado a la princesa del pueblo en'El programa de Ana Rosa' después de hacerlo a través de Alessandro Lecquio, quien revelaba pocos minutos antes de su entrada por teléfono el contenido de una conversación de más de media hora con la mujer del diestro.
María José pone en duda que Belén sea buena persona
Cansada de los constantes ataques de Belén Esteban, María José Campanario ha puesto en duda que Belén sea buena persona puesto, que como le dijo a Alessandro  en caso de que fuese cierto todo lo que ha contado no lo había hecho como un acto de justicia sino con la única intención de hacer daño.
Ya en su intervención telefónica, María José ha querido matizar este punto y ha asegurado que Belén tendría que haber pensado más en su hijos. "Le comenté a Alessandro que en el caso de que fuese verdad lo que se había contado en el polígrafo una buena persona no lo habría dicho. Una buena persona tenía que haber pensado más en los hermanos de su hija. Si ella dice que su hija se hizo con mucho amor, los míos se hicieron con más amor", ha señalado la mujer del diestro quien ha insisitido una y  otra vez en este punto."Una buena persona, en caso de ser verdad, no lo habría contado. Si tuviese buen corazón y pensase en mis hijos no habría contado".
María José duda de la eficacia del polígrafo
Por otro lado, María José ha asegurado que no se cree nada de lo que ocurrió el viernes en el plató de'Sálvame'. "¿Una persona que ha utilizado todo lo que ha podido en contra mía, no lo habría dicho antes?", ha explicado María José a Ana Rosa.
Además, según ha revelado Alessandro Lecquio, la mujer de Jesulín le aseguró que la máquina de la verdad no es ciencia, es especulación y que esa frase es imposible que que la dijera Jesulín porque conoce a Belén y sabe que ha estado viviendo de estas historias durante diez años.

María José niega que haya despreciado a Andrea
La mujer de Jesulín de Ubrique ha querido dejar claro que en ninguna ocasión ha menospreciado a la hija de Belén Esteban. "Desprecios ninguno", le dijo a Alessandro Lecquio al que aseguró que sus problemas judiciales no afectan a su vida familiar y que Andreíta va a seguir teniendo la misma infancia castrada por la lejanía del padre, lejanía que se produce por algo que sucedió hace un tiempo.
Ya en su intervención telefónica, María José ha querido dejar claro que nunca ha despreciado a a pequeña. "Jamás he hecho un desaire ni un desprecio a ningún niño. Con ese tema me tienen muy cansada. Una persona que cree que le han hecho algo malo a su hijo va a un juzgado y el niño no vuelve a esa casa", ha dicho visiblemente enfadada con este tema la mujer del diesto.
Además, Campanario ha querido destacar que a lo largo de estos diez años ha intentado intermediar en la relación entre Jesús y su hija mayor, instando al diestro a que llamara a Andrea en muchas ocasiones.
Por otro lado, María José ha dejado entrever que nunca le dijo a Belén que tenía motivos para quitarle a Andrea. "Es tan fácil como tirar de hemeroteca. Ella dice que es una llamada de teléfono y hace años dice que es por buzón de voz. ¿En qué quedamos? Esa conversación no ha existido entre nosotros. Nunca le he dicho que tengo motivos suficientes para quitarle a su hija y eso lo juro por mis hijos. A mi no me hace falta polígrafo. Yo no tengo ningún motivo ni capacidad legal para hacer una cosa así", ha sentenciado María José.
El topo
Mucho se ha dicho sobre el supuesto topo de Ambiciones. A este respecto, María José ha asegurado que tiene claro quién es el culpable. "Sé quien es el topo pero me lo guardo para mi y para mi familia", ha señalado la mujer del diestro. "Todo parte de la misma persona que ha estado metiendo mierda durante diez años".
Su entrada en 'Sálvame', el comienzo de la guerra
La intervención telefónica de María José Campanario en 'Sálvame' fue el punto de arranque de una guerra que parece no tener fin. "Entro en Salvame porque se nombra a mis hijos y creo que como cualquier madre y cualquier persona estoy en nuestro derecho a hablar cuando quiera. ¿Nosotros no tenemos derecho a revolvernos?", ha señalado María José que pide que se termine esta batalla dialéctica que mantiene con Belén Esteban desde hace diez años. 
"Lo único que llevamos pidiendo diez años es que nos dejen en paz. Es lo único que pedimos. Si una persona tiene un problema con otra lo puede resolver de mil manera y no humillando. He sido humillada muchas veces y siempre ha sido el silencio mi respuesta y he puesto la otra mejilla. Ya estoy cansada. Tengo una familia y unos hijos a los que voy a defender con uñas y dientes. ¿Por qué sigue mi marido sigue casado conmigo? ¿Por qué mis hijos tienen que escuchar que su padre no quiere a su madre? ¿Yo he dicho que mi marido no quisiese a su hija mayor o que no quisiera tenerla? ¿Dónde habéis escuchado hablar a Carmen o a mi cuñada hablando mal de Belén?, ha contado la mujer del diestro que defiende su matrimonio y ha asegurado que no necesita que Jesús de la cara por ella. 
"Jesús es de otra manera. Las cosas que me tiene que demostrar a mi me las demuestra en casa. A lo mejor llega un día en que se siente en un plató y lo cuente. Cada uno tenemos nuestra verdad. Lo importante es que muchas veces hemos dicho la verdad y nunca se nos ha creído", ha dicho María José que se derrumbaba en directo.
María José se derrumba
Cansada de esta guerra y de los constantes ataques de Belén Esteban y una parte de la prensa, María José Campanario se derrumbaba durante su intervención en 'El programa de Ana Rosa'. La mujer de Jesulín no podía contener las lágrimas y se quejaba de los duros comentarios que tiene que aguantar hacia su persona y hacia su familia.  
Con la voz quebrada, María José intentaba dar su versión y explicar que todo lo que se dice sobre ella es falso. "Haga lo que haga está mal. Si hablo con un periodista no se le cree es porque es amigo... Soy una gran desconocidaque que tiene mucha gente alrededor que la quiere muchísimo. He sufrido mucho y he visto sufriendo mucho a los míos. Jamás he salido en un programa de televisión para crucificar a nadie. Es muy fácil decir que soy egoista, que soy prepotente, que quiero dinero... Me podía haber sentado mil veces en un plató y estoy en mi casa con mi marido. Ya está. Lo único que hemos pedido es que nos dejen en paz", ha dicho María José que se muestra especialmente dolida con los comentarios que afectan a sus dos hijos.
Esta guerra no ha afectado a su matrimonio
Desde que iniciaran su relación hace ya diez años, María José y Jesulín han tenido que convivir con los contantes rumores de crisis y separación. Sin embargo, la pareja se ha hecho fuerte y pese a los dimes y diretes se mantienen unidos. "Esto no ha afectado a la pareja. No hemos discutido por esto pero si es verdad que me he encontrado mal por muchas cosas que se han dicho y que no han sido verdad", ha señalado María José. 
Durante estos diez años, la pareja ha preferido guardar silencio y hacer oídos sordos a tantos rumores. "No le he dicho a Jesús que de la cara por mi porque esas cosas no se piden. Él es así y decide por si mismo. No es ninguna marioneta", ha explicado la mujer del diestro que dice que ha luchado mucho durante esta última década. "Yo he escalado el Everest durante diez años . Yo tenía 22 años cuando conocí a mi marido y no se dijo nada de mi. El único pecado que he cometido es esnamorarme de una persona conocida y casarme con él."
Enamorada y feliz al lado de su marido, María José no ha querido opinar sobre si su marido se portó bien con Belén. "Yo no he vivido la relación que tuvieron en su momento. Yo sé cómo se porta conmigo. Sé que es una persona noble, leal y será más o menos listo y más o menos paleto pero es buena persona y ha luchado desde los catorce años por los que tiene a su alrededor."
"Belén tendría que haber solucionado los problemas con Jesulín y no atacarme a mi"
Muy afectada, María José no entiende los motivos que llevaron a Belén a iniciar esta guerra contra ella y su familia. "Yo no digo que sea una campaña contra nosotros, digo que si una persona tiene un problema con otra, lo tienen que resolver entre ellos. Yo no tengo nada que ver. Tenía que haberlo solucionado con mi marido, no atacarme a mi", ha explicado María José que critica duramente la actitud mantenida por Belén Esteban durante estos años y ha asegurado que los grandes beneficiados de que todo se arreglara serían los niños y después ella porque la dejarían en paz. 
Según ha recordado María José, Belén Esteban inició esta batalla antes de que Jesús y ella contrajeran matrimonio. "Yo no conocía de nada a esta señora y jamás había hablado con ella por teléfono. Hace nueve años esta señora se sentó y dijo que mi marido no iba a ser feliz. Yo he sido menos que nada desde el principio. Yo nunca había dicho nada y esta señora se descolgó con esto. ¿Qué le había hecho yo entonces para que dijera esto? ¿Cuántos titulares hay diciendo que cuido bien a su hija para luego cambiar la versión? ¿Cuántos titulares hay diciendo que se fue porque la maltrataban y luego ha dicho que no, que era mentira? ¿Cuándo he mentido yo?", ha dicho María José.
Muy afectada y casi al borde del llanto, María José continuaba con su alegato. "Esto se queda en mi memoria porque a mi se me ha hecho mucho daño", ha explicado la mujer del diestro que ha asegurado que siempre que se le ha llamado ha tratado de contestar educadamente a los periodistas. "Cuando algún periodista me ha llamado nunca le he dicho que no dijera algo. Si me llaman y cojo el teléfono procuro ser educada. Ha habido mucha gente que ha tenido acceso a mi y los que no han tenido acceso a mi es porque no han querido", ha explicado María José.
Sin embargo, pese a los años de batalla entre las dos mujeres, hace dos años hubo un conato de acercamiento entre ellas cuando María José se acercó a Madrid en un tren para traer a Andrea y se encontró con Belén. 
Desafortunadamente, el acercamiento duró poco. "Hubo una conexión en directo cno su programa y me preguntaron si perdonaba y hay cosas que no puedo perdonar. Yo no puedo perdonar que se cebaran llamando ladrón a mi padre. No lo voy a perdonar. Yo he perdonado muchas cosas porque jamás he atacado al padre, a la madre y a los hermanos de nadie. Jamás."
"Estoy feliz con mi vida"
Pese al duro enfrentamiento que mantiene con Belén desde hace años, María José asegura que le compensa todo lo que está pasando. "Merece la pena porque tengo una familia estupenda. Tengo dos hijos estupendos y sanísimos. Tengo una carrera por delante. Esa es mi vida y estoy feliz con mi vida", ha señalado María José. 
Pese a todo, María José estaría dipuesta a ceder por el bien de los niños. "Por el bien de los pequeñajos haría cualquier cosa. Lo he dicho mil veces, pero si los demás no están dispuestos no depende de mi. Enlo que dependiera de mi estaría dispuestas pero mi marido no perdona muchas cosas que se nos han hecho", ha dicho Campanario que con su llamada a Ana Rosa ha querido dar por zanjado el tema. "Tengo muchas cosas que estudiar y que hacer y no puedo estar todo el día pendiente del teléfono. Queda zanjado, no voy a hablar del tema nunca más. Tengo una familia que prima."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada