4/19/2011

¿Guillermo y Kate Middleton Reyes de Inglaterra?

Seguro que más de uno a pensado en que serian los reyes perfectos de Inglaterra, y es que es mejor sangre fresca que no la reseca, y no lo digo por nadie pero seguro que lo harían mejor.

Guillermo Kate Middleton reyes inglaterra

Un tercio de los británicos desearía que la reina Isabel II abdicara en un plazo de dos años, y casi el 59% preferiría que Guillermosubiera al trono en vez de su padre Carlos. Así están las cosas a menos de dos semanas de la boda del año que paralizará no sólo a Gran Bretaña a partir de las nueve de la mañana, con cobertura en directo por parte de las televisiones más prestigiosas del mundo.

Si hay un país que ha aprendido a sacarle partido a las bodas reales cuando más las necesita, ese es el Reino Unido. En 1947, Isabel II y el príncipe Felipe de Edimburgo alegraron la vida de los británicos recién salidos de los horrores de la segunda guerra mundial. Margarita, hermana de la reina, se casó con el "pobre" pero simpático fotógrafo Tony Armstrong Jones en 1960 en plena época de pocofeeling entre la monarquía y sus súbditos. La princesa Ana se casó con Mark Phillips, su primer marido, en 1973, durante la crisis y el racionamiento del petróleo. Y con la boda de la jovencísima Diana Spencer y el nada casto príncipe Carlos, se quiso hacer realidad un cuento de hadas en 1982, pero el final distó mucho de ser el deseado.

Ahora les toca a Catherine y Guillermo, en plena recesión económica mundial, demostrar que su boda de relativo bajo perfil si se compara con la de los padres del novio, representa un nuevo impulso a los sentimientos monárquicos de los británicos tras dos décadas horribilis de divorcios y escándalos que le han costado a Isabel II parte de la buena reputación de los royals. 

La boda de Guillermo con Kate Middleton ha llegado a ser calificada delight tras los recortes de gastos en todos los capítulos para dar ejemplo y evitar más críticas de las necesarias. Así, en lugar de un lujoso banquete de gala para cientos de engalanados invitados, como el celebrado en Estocolmo en 2010 tras la boda de la princesa heredera Victoria con Daniel Westling, para la mayoría habrá un bufé y en vez de regalos, los novios han pedido donaciones para varias organizaciones benéficas que apoyan. 

Entre ellas ha llamado la atención una ONG que lucha contra el mobbing en los colegios y se especula que la pequeña Kate sufrió en ese sentido durante algún tiempo hasta que sus padres la cambiaron de escuela. El gobierno australiano ha donado 25.000 dólares australianos a los Royal Flying Doctors Service en nombre de la pareja. Se trata de un servicio de ambulancia aérea destinado a aquellas personas que viven en áreas remotas y de difícil acceso en Australia. Es de esperar que la mayoría de los invitados hayan hecho uso de esta peculiar lista de boda en lugar de regalar cuberterías de plata o valiosas alfombras para las que no hay sitio en la casa de campo alquilada en Anglesey, el nidito de amor que comparte la pareja desde hace unos meses, y que se encuentra muy cerca del trabajo de Guillermo.
 
¿Traje blanco tras años de convivencia?
Lo que ha logrado Catherine a pocos días de su boda es un escudo propio, que tras la boda se unirá al de su marido Guillermo y al parecer, toda la familia Middleton ha participado en su diseño que finalmente costó 5.000 euros (7.170 dólares).

En cuanto a las especulaciones de última hora hay muchas y de todo tipo. Los británicos, tan aficionados a las apuestas, se juegan sus libras a si el traje de novia será de un blanco imaculado o ligeramente color marfil -no hay que olvidar que Kate y Guillermo, muy al contrario que Lady Di y Carlos, llevan conviviendo bajo el mismo techo desde hace muchos años. También se discute sobre los metros de cola que llevará y sobre sí la propiaKate intervino, lápiz en ristre, en el diseño del que será el traje más copiado de los próximos meses. Hay incluso quien apuesta por que la novia dispone ya de tres trajes de tres diseñadores diferentes y se decidirá el mismo día de la boda por el que más le convenga. Claro que también hay apuestas sobre la fecha de nacimiento del primer hijo de la pareja e incluso de su divorcio.

Lo cierto es que Kate ha adelgazado muchísimo durante las últimas semanas, tanto que algunos tabloides han despertado los fantasmas de la enfermedad de Lady Di. Otros medios comentan que el rostro de la joven está mucho más terso y que en las últimas imágenes han desaparecido varias arrugas, hecho que achacan a un tratamiento con Botox.

También hay rumores sobre el destino del viaje de novios del príncipe Guillermo y laprincesa Catherine. Lo que está claro es que no saldrán con el yate Britannia desde Gibraltar, como hicieron Carlos y Diana, para disgusto de los Don Juan Carlos yDoña Sofía. Oficialmente no se sabe nada pero Australia suena mucho como uno de los lugares en los que pudieran pasar al menos una semana de luna de miel, aunque también se habla de Kenia y de las Seychelles. 


Pese a los muchos recortes, se calcula que la boda costará unos 24 millones de euros (34 millones de dólares). Muchos souvenirs oficiales -la mayoría de un kitsch puro y duro- habrá que vender para poder sufragar con sus royalties parte de los gastos. Los padres de KateMichael Carole Middleton, han anunciado que aportarán 100.000 libras (113.000 euros) para colaborar en el pago del traje de novia, del viaje de novios y de los gastos de hotel Goring, muy cercano a Buckingham Palace, en el que Katey su familia más cercana pasará la noche del 28 al 29 de abril y del que saldrá en Rolls Royce hacia la Abadía de Westminster para jurarle amor eterno a su novio de toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada