5/03/2011

¿Quién disparó a Osama Bin Laden?

¿Quién disparó al terrorista más buscado del planeta? Osama Bin Laden ("Geronimo" en la operación de la tropa de élite americana que lo sorprendió) murió de un tiro en la cabeza en su escondite paquistaní. El "liquidador" es de momento, y puede que para siempre, un héroe anónimo. Si saliera a la luz se convertiría en un claro objetivo de los terroristas. Un militar sin nombre ni cara, aunque The Washington Post se ha empeñado en imaginar el retrato del hombre que acabó con lavida del líder de Al Qaida.


Quién disparó Bin Laden mato



Con ayuda de Eric Greitens, Richard Marcinko y Stew Smith, tres exNavy SEALs (Sea, Air and Land), el diario se ha hecho con algunas pistas. Por ejemplo, que ese héroe anónimo debe tener entre 26 y 33 años, apunta Marcinko, fundador del “SEALs Team 6”, equipo de élite ahora conocido como DEVGRU que muchos creen lideró el asalto al complejo donde se escondía Bin Laden en Abbottabad.
"Debe ser lo suficientemente mayor como para haber pasado los test de entrenamiento extra requeridos para unirse a la unidad antiterrorista de élite, pero lo suficientemente joven como para aguantar los rigores físicos del trabajo", apuntan los expertos.

Un hombre blanco

Algo seguro es que se trata de un hombre, porque no hay mujeres en los SEALs. Y hay bastantes posibilidades de que sea blanco, si bien la tropa de élite americana ha hecho esfuerzos para incluir minorías en sus filas.
Siguiendo con el retrato robot del militar que acabó con la vida de Bin Laden, seguramente fue un buen atleta en el instituto o la universidad, con un físico que combina fuerza, velocidad y agilidad. “Son los llamados ‘atletas tácticos’”, comenta Smith, que trabaja con futuros SEALs en su programa de entrenamiento "Héroes del Mañana".
Quien disparó tendrá el aspecto de un típico soldado de élite americano.“Con barba y aspecto de tipo duro”. Además, ésta no habrá sido su primera aventura: habrá protagonizado al menos una docena de operaciones.
Su identidad seguirá siendo secreta. Como lo han sido las de los militares que participaron en la detención de Sadam Husein. O las de los pilotos que mataron con bombas a Abu Musab al-Zarqawi, líder de Al Qaida en Irak.
“Esto es como jugar la Super Bowl y ganar un Oscar en una sola jugada. Él querrá crédito”, dice Marcinko sobre el hombre que disparó a Bin Laden. “Pero sólo entre sus colegas”.
Ellos sabrán quién ha sido. Y lo premiarán en privado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada