7/24/2013

Un tren descarrila en Santiago

Más de treinta muertos tras descarrilar un tren Alvia en Santiago

El ferrocarril, un Alvia que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol, se salió de la vía y volcó a pocos kilómetros del casco urbano


el ferrocarril accidente tren santiago

Un tren Alvia que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol ha descarrilado a tres kilómetros del casco urbano de Santiago y han fallecido más de treinta personas y otras 50 han resultado heridos. El accidente ferroviario se ha registrado sobre las 20.42 horas y en el barrio de Angrois han volcado al menos seis vagones y tres de ellos llegaron a arder.
Según han relatado a los periodistas de La Voz algunos pasajeros, el tren, en el que viajaban 225 personas, al alcanzar la curva de A Grandeira uno de los vagones saltó por los aires e incluso superó el talud que separa las vías del tren. Finalmente seis vagones han quedado de un lado del puente y otros cuatro del otro lado, además de la máquina. Uno de los vagones ha quedado totalmente aplastado y convertido en un amasijo de hierros tras el accidente.
A pesar de las cortinas de humo y los incendios registrados en varios de los vagones, los pasajeros del Alvia aseguran que no se registró ninguna explosión. «En ningún momento pensé en un atentado. Cuando el tren tomó la curva, tuve la sensación de que iba demasiado rápido y descarriló», explica Sergio, no de los pasajeros heridos.
Hasta el lugar del accidente se han desplazado efectivos de la Policía Nacional, Local, los bomberos y más de una decena de ambulancias medicalizadas. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado están organizándose para atender a las víctimas. Los vecinos de la zona están colaborando ofreciendo mantas, palés y sus viviendas para ayudar a los pasajeros heridos. De hecho, algunos están desplazando heridos en sus vehículos particulares hasta los centros sanitarios, para colaborar con el resto de efectivos.
La zona, de difícil acceso, está totalmente acordonada mientras los equipos de emergencia trabajan en la excarcelación de los pasajeros que todavía siguen en el interior de los vagones accidentados. Las autoridades piden que se evite circular por la zona para no complicar las labores de los servicios de emergencia. De hecho, Protección Civil y los bomberos han tenido que levantar a a pulso un coche que no permitía que circulasen las ambulancias.
Para información sobre las posibles víctimas del accidente se ha habilitado el número de teléfono 981551100 y los familiares deben dirigirse a un centro instalado en el barrio de San Lázaro, en la calle Raimundo López Pol. Los servicios sanitarios han hecho un llamamiento para que todo el que pueda se acerque a las instalaciones de Monte da Condesa para donar sangre porque las reservas están bajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada